Compartir
Publicidad
Publicidad

No renuncies al picoteo entre horas

No renuncies al picoteo entre horas
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La humanidad está llena de grandes placeres como el del picoteo entre horas. ¡Quién no ha recurrido a los bocatas del bar de la esquina para hacer más llevadera la mañana! O esos momentos en casa de mando de televisión y continuos asaltos a la nevera. La verdad es que así se mata el aburrimiento, pero también tu figura, así que mejor que picotear de una forma sana.

Lo ideal es hacer cinco comidas al día, equilibradas y sanas. Pero si la pirámide de los alimentos no es lo tuyo, y no concibes la vida sin picar entre horas te voy a dar unas pautas para que lo hagas de una forma mucho más saludable.

Destierra las gominolas, las patatas fritas, los risketos y piensa que el veranito está a la vuelta de la esquina. Con un poco de esfuerzo perderás fácilmente un par de kilos casi sin darte cuenta.

Pringles

Si estás en la oficina tienes que evitar los paseos a la máquina de snacks, que aunque calmen tus nervios no son buenos. Así que la próxima vez que vayas al super compra galletas como las María de toda la vida o integrales. Es una opción muy recomendable si no puedes evitar comer algo. Lo mismo ocurre con las barritas de muesli o los snacks de arroz inflado.

Si os gustan los postres lácteos también podéis comer yogur, en cualquiera de sus variedad: con muesli, cereales, cachitos de fruta. Pero repito: he dicho yogur, no natillas, ni arroz con leche ni mucho menos las copas de chocolate.

Pero amigos, todos estos tentempiés están pensados para que los comáis con moderación. De nada sirve que comas muesli o tortitas de maíz si te comes el paquete entero, así que no penséis que por ser sano no tiene calorías.

Naranjas

Si estás en casa y te ataca el hambre repentino, tienes muchas más opciones. Por ejemplo, puedes prepararte un zumo natural con frutas, que ahora que viene el buen tiempo apetece muchísimo e incluso un zumo de tomate preparado. Obviamente, la fruta siempre la mejor opción, aunque a veces no te resulte tan atractiva.

Si te gusta el sushi, puedes tenerlo preparado para estos momentos. O incluso puedes tener verduras frescas como la zanahoria, el pimiento, el apio y el pepino y prepararte unas crudités, nombre elegante para designar a la verdura troceada en pequeños bastones. Un poquito de sal y unas gotitas de aceite serán más que suficientes para este tentempié.

Chocolate

Si no puedes renunciar al chocolate, tómate de vez en cuando una onza de chocolate negro. Y si tienes una gran necesidad de azúcar, descubre las posibilidades que te ofrece la miel. Por supuesto, destierra la bollería industrial.

Para los verdaderos adictos a las expediciones al frigorífico existen otras formas de concienciarse. Por ejemplo, escríbete un pequeño cartel con palabras de ánimo y ponlo en la puerta. Seguro que evita que caigas en la tentación más de una vez. También he visto en algunas tiendas unos cerditos, que al abrirse la puerta de la nevera (gracias a la luz) gruñen, la verdad es que son graciosos.

En Mensencia | Barritas energéticas, un alimento para deportistas y hombres sedentarios En Mensencia | 10 normas para conseguir adelgazar saludablemente

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos