Compartir
Publicidad
Los mejores y peores dulces que podemos escoger en Navidad
Nutrición

Los mejores y peores dulces que podemos escoger en Navidad

Publicidad
Publicidad

Entre los dulces típicos de Navidad encontramos diferentes opciones que solemos ingresar a nuestro cuerpo. El denominador común es sin duda el azúcar, pero algunas opciones más que otras pueden ofrecer calorías vacías o nutrientes buenos al organismo. Por eso, te mostramos los mejores y peores dulces que podemos escoger en Navidad.

Las opciones más saciantes y nutritivas

Si hay algo que buscamos en Navidad es no atiborrarnos de calorías de mala calidad, es decir, de calorías derivadas de azúcares añadidos o libres, de grasas trans y saturadas o de alcohol y harinas refinadas. Por ello, buscaremos los dulces con mejores nutrientes, pues aunque se sabe serán calóricos, priorizaremos la calidad.

En este sentido, los mejores dulces que podemos escoger en Navidad son:

  • Turrón duro: con un poco más de azúcar y de harinas que el primero, el turrón duro es igualmente fuente de almendras ante todo y por ello, ofrece buenos nutrientes al organismo que nos ayudarán también a calmar el apetito.
  • Roscón de Reyes con nata: es paradójicamente, la opción que menos proteínas y fibra nos puede ofrecer pero la ubicamos en este puesto debido a su reducido aporte calórico en comparación con otros dulces. Además, es uno de los dulces que menos azúcar contiene.
  • Fruta confitada: es una de las alternativas con más azúcar de todas. Sin embargo, ofrece también fibra, potasio, calcio vegetal y en algunos casos hierro. Además, dado que no combina grasas con azúcares sino que es más bien sólo fuente de hidratos, no podemos consumir grandes cantidades de este dulce y éste no posee combinaciones adictivas de nutrientes en su interior.
Christmas Stollen 1907520 1280

Los peores dulces navideños

Sin duda, hay infinidad de dulces que se encuentran a nuestra disposición y los que abundan no son los más sanos precisamente. Pero de entre todas las alternativas las peores opciones son:

  • Bombones y chocolates: los bombones y chocolates son de los dulces más calóricos de todos. Poseen una excesiva cantidad de azúcares añadidos y en algunos casos hasta presentan alcohol en su interior. No aportan ni fibra y proteínas sanas al organismo, por lo que no sacian sino que por el contrario, nos incentivan a comer más y más por su perfecta combinación de grasa y azúcar.
  • Polvorones: son una gran fuente de azúcar y grasas saturadas, incluso en algunos casos pueden ofrecer grasas vegetales pero de mala calidad o grasas trans. Además, casi no aportan proteínas ni fibra al organismo.
  • Mazapan: constituyen un derivado de las almendras, pero sus hidratos son 100% azúcar en muchos casos y poseen un elevado aporte de calorías por ración. Asimismo, no ofrecen gran cantidad de fibra y casi no tienen proteínas en su interior.
  • Panettone: es de composición muy similar a un bollo, pues aporta harinas refinada, azúcar y grasas saturadas sobre todo. Las opciones con chocolate son las peores alternativas de todo y las más calóricas también, pero sobre todo, son dulces poco saciantes.
  • Turrón de chocolate: es una de las alternativas con más calorías y azúcar. Asimismo, ofrece una elevada proporción de grasas saturadas y aunque aporta fibra y proteínas, no sacia debido a su combinación en nutrientes de escasa calidad.

Las alternativas con más azúcar y grasas así como también, con menos frutas secos, desecados o frutas frescas son precisamente las menos nutritivas y por ello, las que recomendamos evitar en la mesa de Navidad.

Candy Store 272413 1280 2

Los dulces más recomendables de todos

Como sabemos, los dulces navideños tradicionales como los mencionados antes siempre poseen algo de azúcar en su interior y por ello, aunque podemos escoger opciones más nutritivas no dejan de ser alimentos con los que debemos ser moderados.

Los dulces más recomendables de todos vendrían a ser aquellos que podemos comer sin preocuparnos por su cantidad porque están libres de azúcares añadidos y son excelentes fuentes de nutrientes.

Por ejemplo, bombones o trufas caseras sin azúcar, frutas desecadas que son dulces naturalmente o turrones más sanos hechos en casa y otros dulces sin azúcar incorporado.

Los mejores dulces sin duda serán los elaborados en casa sin el añadido de jarabes, miel o azúcar blanco y a base de frutas frescas varias, semillas o frutos secos o desecados.

Como decimos siempre, no pasa nada por comer un chocolate en esta Navidad, pero la clave está en disfrutar sin perder la moderación si buscamos cuidar la línea en las fiestas de fin de año.

Imagen | iStock y Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio