Compartir
Publicidad
Los mejores consejos para comprar sano y comer mejor sin caer en las manos del marketing
Nutrición

Los mejores consejos para comprar sano y comer mejor sin caer en las manos del marketing

Publicidad
Publicidad

Las estrategias de marketing son cada vez más eficientes y aunque no creamos, todos hemos caído alguna vez en su conquista. La realidad es que desde la publicidad en televisión hasta los recursos que hay aplicados en cada etiqueta de alimentos son valiosos para convencernos de qué comer y qué "necesitamos". Por eso, si no deseas caer en las manos del marketing te dejamos los mejores consejos para comprar sano y comer mejor cada día.

Una compra saludable resulta clave para mejorar nuestra dieta y de esta forma, beneficiar nuestra salud así como la estética. Lo que compramos es finalmente lo que comemos y por ello, lo principal es escoger con cuidado los alimentos o productos que llevamos a casa.

A continuación dejamos algunos consejos que nos ayudarán a ser más críticos y no caer en las muchas estrategias de marketing que incentivan el consumo de alimentos con frecuencia poco sanos:

No te dejes guiar por la primera impresión

La primera impresión que tenemos de un producto es por lo general la que más influye en nuestras decisiones. De hecho, esto lo saben los expertos en marketing y por ello, usan colores, frases o palabras clave para determinar nuestra decisión de compra.

Así, por ejemplo, necesitas saber que no siempre lo que es natural, BIO, ecológico u orgánico es más sano, sino que simplemente estas palabras venden y se permiten en un producto cuando estos son producidos con prácticas sostenibles, sin el uso de químicos ni aditivos industriales.

No obstante, que un alimento sea amigable con el medio ambiente no quiere decir que sea nutritivo o más sano que otro producido de forma convencional y eso ha sido corroborado por algunos estudios.

Asimismo, no siempre los productos Diet, "ricos en fibra" o light son más sanos. Muchas veces su consumo no sirve de nada para mejorar nuestra dieta y otras veces, pueden ser efectivamente destinados a dietas específicas o reducidos en calorías, pero tener igualmente una excesiva cantidad de azúcares libres o añadidos que deberíamos reducir.

Light

Entonces, lo importante es no dejarnos guiar por la primera impresión que nos ocasiona un producto, pues decidir en base a estas palabras claves, atractivas o leyendas y colores del envase es caer sin pelea en los encantos del marketing.

Evita confiar ciegamente en los sellos de reconocidas asociaciones

Muchos productos llevan sellos de reconocidas asociaciones o incluso, incluyen la leyenda "recomendadas por..." y esto por supuesto puede determinar nuestra compra debido a que confiamos en organizaciones o asociaciones médicas.

No obstante, no son pocos los productos en los cuales el sello de reconocidas asociaciones no debería estar presente, como fue el caso de las galletas y la Asociación Española de Pediatría.

El conflicto de intereses o lo que es igual, la compra del sello de las asociaciones por parte de reconocidas empresas hace que este tipo de recomendaciones pierdan validez y lamentablemente, dejen de ser referentes al momento de decidir qué comprar y consumir.

Entonces, aunque me gustaría decir lo contrario, no podemos tampoco confiar en los sellos de asociaciones médicas presentes en algunos productos.

Natural

Que las ofertas no determinen tu compra

Las ofertas de los grandes supermercados son muchas veces tentadoras, pero volvemos a caer en una estrategia de marketing si dejamos que ellas determinen nuestra compra.

Muchas veces vamos a comprar un chocolate de pequeño tamaño para calmar la tentación y nada más, pero vemos que si llevamos tres unidades pagamos menos y entonces... caemos en las estrategias del supermercado a expensas de un deterioro en nuestra dieta, pues como hemos dicho, lo que compramos, comemos.

Además, si nos dejamos guiar por las ofertas podemos caer en la compra de alimentos poco sanos o bien, de alimentos de mediana calidad nutricional pero que nunca consumiremos o cuya fecha de caducidad es muy pronta y entonces, lejos de ahorrar dinero estaremos perdiendo.

Nada mejor que aprovechar ofertas de productos que vayamos a comprar, sanos y no perecederos. De lo contrario, no nos dejemos guiar por las mismas.

Compra en el mercado

Aunque en el mercado también tienen sus propios recursos para incentivar el consumo, las ofertas son siempre inferiores y los alimentos que allí encontramos por tener nulo o escaso procesamiento industrial son siempre más sanos.

Entonces, si compramos en el mercado será más simple, más fácil escapar de los recursos de la publicidad al momento de comprar y podremos escoger con mayor facilidad alimentos frescos y de temporada que son precisamente los más recomendables al momento de intentar mejorar nuestra dieta.

Organico

Mira siempre el listado de ingredientes

Un último consejo que considero es el más importantes de todos es, mirar siempre el listado de ingredientes de lo que compramos, por supuesto, de los productos que lo presenten.

En el listado de ingredientes podremos reconocer si hay azúcares añadidos presentes, si hay grasas trans, harinas refinadas, aceite de palma o bien, si se trata de un producto que en realidad no deseamos porque casi no tiene fruta como pensábamos o por qué, no es lo que buscábamos.

Es en el listado de ingredientes donde podemos reconocer etiquetas confusas o que llevan trampa como por ejemplo aquellas que nos llevan a pensar que estamos comprando anillas de calmar cuando en realidad estamos comprando una mezcla de pota con otros derivados del pescado.

Entonces, para comprar sano y comer mejor, no te dejes guiar por las primeras impresiones, por sellos o palabras como natural, orgánico u otras, sino más bien, siempre debemos tener un mínimo de desconfianza y acudir al listado de ingredientes de cada producto.

Imagen | iStock y Unsplash

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio