Compartir
Publicidad
Publicidad
Los peores snacks para comer entre horas y siete alternativas para no descuidar tu dieta
Nutrición

Los peores snacks para comer entre horas y siete alternativas para no descuidar tu dieta

Publicidad
Publicidad

Cuando comenzamos a cuidar nuestra dieta sabemos que un gran enemigo es acumular hambre pasando largo tiempo sin ingerir alimento, por ello, es frecuente acudir a variedad de snacks y tentempiés comerciales que facilitan la tarea de comer entre horas. Sin embargo, estas no son las mejores opciones sino que se encuentran entre los peores snacks para comer entre horas y por eso, hoy traemos siete alternativas para no descuidar la dieta ni perder demasiado tiempo en su elaboración y consumo.

Snacks comerciales: colmados de azúcares, grasas trans y sodio

Entre los diferentes snacks comerciales podemos encontrar desde opciones dulces como galletas y cereales, hasta alternativas saladas como las patatas fritas de bolsa, mix de frutos secos, pipas o semillas varias, palitos de pan entre otros.

Todos sabemos que las patatas fritas de bolsa no son un snack sano ni apto cuando buscamos cuidar la dieta, sin embargo, entre los peores snacks para comer entre horas se encuentran otras alternativas que no imaginamos como las que mostramos a continuación:

  • Barritas de granola o cereales: son una de las alternativas con más azúcares añadidos pudiendo superar el 30% de este nutriente que en exceso no sólo perjudica la salud sino también la estética. Asimismo, pueden contener grasas trans, sodio y variedad de aditivos sin demasiados buenos nutrientes para el organismo.
  • Galletas María: son las galletas dulces más aconsejadas, sin embargo, tienen cerca de un 25% de azúcares y no son en absoluto ligeras, sino que concentran calorías que no sacian ni aportan vitaminas, minerales o antioxidantes al organismo.
  • Galletas Digestive: aunque su nombre y envase nos hacen pensar que se trata de opciones sanas, la realidad es que estas galletas son ricas en sodio y también superan el 20% de azúcares añadidos en su composición.


1366 2000 2

  • Nachos de maíz fritos: son ricos en harinas refinadas y también, poseen gran cantidad de grasas de mala calidad por lo que concentran muchas calorías y ofrecen sodio en elevadas proporciones.
  • Galletas ricas en fibra: aunque hay excepciones como las galletas sin azúcares añadidos, muchas de ellas aunque son ricas en fibra, superan el 20% de azúcar y son también fuente de grasas trans que en nada favorecen el cuidado del cuerpo por dentro y por fuera.
  • Yogures saborizados: muchos yogures de sabor, y con frutas o granola agregada suelen ser las opciones elegidas para saciarnos entre horas, sin embargo, estas alternativas pueden superar el 30% de azúcar y ser fuente de demasiadas calorías para un tentempié de media mañana o media tarde.

Por supuesto, además de estos snacks que los consideramos entre las peores opciones porque muchas veces son engañosos y se promocionan como alternativas más sanas, ligeras o nutritivas cuando no lo son, hay otros productos que deberíamos evitar como las barritas energéticas, los batidos de grandes cadenas comerciales, los cafés de Starbucks, helados, bollos o chucherías varias.

Todos estos alimentos tienen en común ser productos procesados o ultraprocesados, por lo que su calidad nutricional deja mucho que desear y no nos ayuda a lograr el cuerpo en forma que tanto deseamos.

Siete alternativas para no descuidar la dieta

Si queremos obtener un buen snack o tentempié lo mejor será dejar de lado los envasados, etiquetados y otros que podemos conseguir en un supermercado y elaborar nuestras propias opciones en casa.

Si no cuentas con mucho tiempo o no estás en casa para elaborar y consumir un snack con cubiertos y sentado a la mesa, siempre hay alternativas sencillas, trasladables y fáciles de consumir como las que mostramos a continuación:

  • Mix de pipas y frutos secos tostados: si nos tomamos el tiempo de tostar diferentes semillas y frutos secos al horno un fin de semana, podemos fraccionar en pequeñas bolsas esta preparación (sin sal ni azúcares añadidos) y comerlos a media mañana o media tarde en donde quiera que estemos, pues además, no ocupan mucho espacio, sacian y son aliados de un cuerpo sano y estético.
  • Pinchos de tomates cereza, queso fresco y aceitunas: para los amantes de las opciones saladas, este es un buen snack, fácil de trasladar y sabroso que nos saciará sin mayores problemas. Además, podemos consumir hasta cinco unidades de pequeño tamaño en la oficina, en casa o en la calle ya que no requeriremos de cubiertos para su consumo.


1366 2000 95

  • Fruta fresca: plátano, uvas lavadas, manzana, pera, mandarina o cualquier otra fruta de nuestro agrado, sobre todo si no es necesario pelarlas o emplear cubiertos para su consumo, son ideales para comer entre horas en cualquier lugar donde nos encontremos.
  • Dátiles: unos cinco dátiles serán suficientes para calmar las ansias de dulces y además, ofrecerán fibra, antioxidantes, potasio y otros micronutrientes que nuestro cuerpo agradecerá.
  • Bocadillo de pollo: usando pollo cocido de una comida previa y pan integral, podemos elaborar en cuestión de minutos un bocadillo con vegetales varios ideal para trasladar en nuestro tupper y comer con las manos fácilmente en donde nos encontremos.
  • Bombones de almendras y dátiles: mezclando cantidades iguales de almendras y dátiles sin hueso en una batidora o en un motor de cocina potente, trituramos y damos forma de bombones como nos muestran en Vitónica, además los podemos guardar por hasta una semana en el refrigerador . Hasta tres unidades por tentempié son buenas alternativas, naturales, sin azúcar y con buenas grasas para comer entre horas.
  • Brochetas de frutas: también fáciles de elaborar y trasladar pues sólo debemos cortar en trozos diferentes frutas y colocar en un palito de brocheta para después meter en un tupper y consumir sin más cuando lo deseamos. Esta alternativa es muy ligera y nutritiva e ideal si buscamos adelgazar o comer más fruta entre horas.

Como podemos ver, si queremos buenas opciones para comer entre horas debemos desestimar las alternativas comerciales y elaborar con nuestras propias manos sencillos tentempiés que podemos disfrutar en casa, en el gimnasio, en el trabajo o donde quiera que estemos.

Imagen | iStock, Pixabay y Vitónica

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos