Publicidad

Los elegidos para adelgazar que en realidad, pueden no ayudarte a perder peso
Nutrición

Los elegidos para adelgazar que en realidad, pueden no ayudarte a perder peso

Publicidad

Publicidad

Cuando estamos cuidando la línea seleccionamos muy bien los alimentos a consumir, escogiendo aquellos más sanos y ligeros. Sin embargo, hay una gran cantidad de alimentos elegidos para adelgazar que en realidad, pueden no ayudarte a perder peso, pues tienen muchas más calorías de las que pensamos.

No todo es tan ligero como parece

Como dice el dicho, no es oro todo lo que reluce, pues aunque asociemos las ensaladas, los zumos de frutas y demás alimentos con preparaciones sanas y muy ligeras, no todo es lo que parece y debemos prestar especial atención si queremos evitar un obstáculo para nuestra pérdida de peso.

Lo primero que debemos considerar es que no todos los alimentos son iguales, ni todas las preparaciones tienen iguales nutrientes y calorías a pesar de que llevan igual nombre o denominación, es decir, no es lo mismo una ensalada de lechuga, pepino y tomate que una ensalada de lechuga, queso, huevo y jamón, pues aunque ambas son ensaladas, no llevan los mismos nutrientes ni iguales calorías a causa de sus ingredientes.

Entonces, más allá de que el nombre de un producto o la leyenda que destaca en su etiquetado nos indique que estamos ante un alimento muy sano y ligero, ideal para nuestra dieta, siempre debemos mirar sus ingredientes y sobre todo, sus calorías y nutrientes, pues allí puede estar la verdad acerca de lo que comemos.

Zumotdh1

Los elegidos para adelgazar que, en realidad, no ayudan a perder peso

Teniendo en cuenta lo antes dicho y considerando que son muchas las preparaciones que habitualmente consideramos ligeras y sanas pero que en realidad no lo son, a continuación dejamos al descubierto algunos alimentos frecuentemente elegidos para adelgazar que no son tan buenos como parecen:

  • Ensaladas "fast-food": en muchos lugares de comida rápida encontramos la opción de consumir una ensalada además de los clásicos sándwiches o hamburguesas, pero estas ensaladas, pueden ser más calóricas que los bocadillos antes nombrados, como nos muestran en Vitónica, pues a los ingredientes calóricos que poseen algunas de ellas se les suma el aderezo o la salsa que se suelen añadir concentradas en grasas y hasta en azúcares.
  • Barritas de cereales: el término "cereales" en su denominación nos lleva a pensar erróneamente en un alimento sano, pues en realidad, estas pequeñas barritas son concentradas en energía y suelen contener además, muchos azúcares y una cuota de grasas trans que no beneficia al organismo. Además, una simple barrita no calma el apetito como si puede hacerlo un yogur con frutas frescas que aporta igual calorías con mejores nutrientes.
  • Zumos de frutas comerciales: su promoción como bebidas ricas en vitaminas y minerales y su origen en las frutas siempre nos confunde, pues en realidad, éstos productos muchas veces resultan concentrados en azúcares y aditivos, y poco de la fruta natural poseen, siendo una mala opción cuando buscamos adelgazar utilizar este tipo de bebidas como fuente habitual de líquidos.
  • Galletas: aunque no podemos generalizar, algunas opciones que siempre asociamos con alimento ligero y saludable, suelen concentrar más de un 20% de grasas y son muy ricas en sodio, por ello, antes de escoger galletas o dejarnos guiar por su empaquetado, siempre es mejor mirar sus nutrientes o escoger pan blanco o integral en su reemplazo.

  • Cerealtdh1
  • Cereales de desayuno: nuevamente los cereales, que siempre asociamos con alimento sano, pueden dar lugar a confusión, pues no es lo mismo un cereal natural e integral como la avena que los cereales de desayuno que suelen ser ricos en sodio, en calorías y en azúcares, por lo tanto, mejor optar por cereales no comerciales o menos industrializados.
  • Bebidas isotónicas: como se destinan a deportistas siempre creemos que son buenas alternativas para nuestra dieta, sin embargo, éstas bebidas tienen azúcares y calorías destinadas a reponer energías que, cuando buscamos perder peso, no contribuyen con nuestro objetivo, sino que, por el contrario, pueden entorpecer el adelgazamiento si se las utiliza de forma habitual.
  • Yogur helado: como se trata de un derivado de los yogures, siempre son considerados más sanos de lo que en realidad son, pues como nos muestran en Vitónica, pueden contener muchas grasas, azúcares y calorías, sobre todo, si no tenemos cuidado con los toppings o agregados. Por eso, mejor tomarlos como helados y no como yogures.

Éstos son algunos ejemplos de alimentos habitualmente elegidos para adelgazar que en realidad, pueden no ayudarte a perder peso, sino por el contrario, obstaculizar el logro de tu objetivo.

Por ello, de ahora en más, con cada galleta, cada ensalada, cada bebida o cereal que consumas, siempre es mejor observar bien sus ingredientes y sus nutrientes, pues como hemos dicho, pueden tener muchas más calorías, azúcares y grasas de las que imaginamos y así, lejos de ser alimentos aliados para adelgazar, pueden ser enemigos de tu plan de pérdida de peso.

Por regla general, intenta escoger los alimentos más sanos y caseros posibles, pues a mayor grado de industrialización y proceso, más probabilidades tienes de escoger alimentos calóricos y de mala calidad nutricional.

Ya sabes, presta especial atención a tus elegidos para adelgazar para que realmente sean aliados de tu plan para perder peso.

En Trendencias Hombre | Alimentos que parecen ligeros pero pueden hacerte engordar
Imagen | iStock

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir