Compartir
Publicidad
Publicidad
Lo que puedes imitar de la dieta japonesa si quieres estar en forma
Nutrición

Lo que puedes imitar de la dieta japonesa si quieres estar en forma

Publicidad
Publicidad

Para lucir y sentirnos bien, ya sea perdiendo kilos, cuidando la salud y/o la estética, la alimentación debe ser equilibrada y nutritiva y acompañarse de buenos hábitos. Una buena dieta que podemos imitar si queremos estar en forma es la dieta japonesa.

¿Por qué la dieta japonesa?

La dieta japonesa es, junto a la dieta mediterránea, una de las más sanas a nivel mundial y la responsable de que en su país de origen residan la mayor proporción de centenarios del planeta.

La esperanza de vida promedio es de 85 años, cuando a nivel mundial ese valor ronda los 72 años. Además, la dieta japonesa se ha asociado a menor riesgo de sufrir obesidad, enfermedades cardiovasculares, cáncer y parkinson, por lo que se concluye que puede promover un envejecimiento saludable.

Además, es una dieta ligera, de valor calórico moderado a bajo, de allí que su práctica o un acercamiento a la misma, puede ayudarnos a adelgazar además de proteger la salud del organismo.

Img 8301

Lo que podemos imitar de la dieta japonesa

La dieta japonesa es rica en frutas y verduras varias, pero sobre todo, destaca la ingesta de soja y derivados, algas y pescados así como el bajo consumo de carnes rojas.

Por todas estas características, la dieta japonesa es rica en isoflavonas antioxidantes, en vitamina C, potasio, calcio, vitamina D, así como en proteínas magras, fibra y omega 3.

Para acercarnos a esta dieta que puede ayudarnos a estar en forma mejorando la calidad de lo que comemos, podemos imitar los siguientes aspectos:

  • Bajo consumo de carnes rojas: reducir la presencia de carnes en nuestra dieta y en su reemplazo, incluir pescados varios es un gran paso que podemos dar para sumar calcio, omega 3 y proteínas de calidad reduciendo sustancias propias de las carnes rojas y su método de cocción.
  • Alta ingesta legumbres: aunque en la dieta japonesa predomina la soja y sus derivados, nosotros podemos incluir más antioxidantes, fibra, potasio y calcio incorporando más legumbres a la mesa habitual. Si actualmente no comemos nunca legumbres podemos comenzar con una ración semanal y progresivamente avanzar hacia las tres raciones a la semana como mínimo.
  • Elevado consumo de frutas, verduras y algas: para que no falte vitamina C, potasio y antioxidantes varios, los alimentos frescos de origen vegetal deben estar presentes en cada comida. Recordemos que si incluimos variedad de colores garantizamos variedad de vitaminas y minerales así como la presencia de nutricosméticos en nuestros platos.
  • Alto consumo de pescado: si bien es importante reducir las carnes rojas, también podemos imitar su alto consumo de pescado, haciendo de este alimento nuestra principal fuente de proteínas junto al huevo. Además, sumaremos calcio, vitamina D y omega 3 con su ingesta.


Img 8303

  • Ingesta de frutos secos y semillas: estos alimentos ofrecen grasas buenas, antioxidantes y fibra a la dieta, por eso, podemos imitar este aspecto incluyendo más semillas de sésamo o pipas de otro tipo, así como consumiendo un puñado de nueces, almendras o cacahuetes a diario.
  • Baja o nula ingesta de alimentos procesados: en la dieta japonesa la mayor parte de las preparaciones son a base de alimentos frescos y por ello, la alimentación es ligera, rica en buenos nutrientes y con bajo aporte de grasas trans, azúcares y sodio. Nosotros deberíamos acercarnos a la misma evitando o reduciendo alimentos industriales o procesados en la mesa y escogiendo más alimentos frescos, sin etiqueta y en lo posible, de estación.
  • Elevado consumo de infusiones: el té es la infusión más bebida en la dieta japonesa, sobre todo el té verde que puede ofrecer un mínimo de cafeína con potentes antioxidantes que benefician la salud. En nuestra alimentación, podemos reemplazar otras bebidas como café, refrescos o semejantes por una taza de té para acercarnos a la dieta japonesa.

Éstos son algunos aspectos que podemos imitar de la dieta japonesa para estar en forma y cuidar la salud con una alimentación ante todo nutritiva.

Por supuesto, la dieta por sí sola no hará milagros pero si imitamos los rasgos característicos de la alimentación japonesa y además, acompañamos con otros hábitos de vida saludables, podemos lograr muchos beneficios en nuestro cuerpo tanto por dentro como por fuera.

Si te has propuesto estar en forma en este 2017, esto es lo que debes imitar de la dieta japonesa para lograrlo.

Bibliografía consultada | Cancer Science, Volume 95, Issue 3, March 2004, Pages 238–242; Annals of the New York Academic of Sciences, Volume 1114, Healthy Aging and Longevity: Third International Conference, Pages 434–455.
En Trendencias Hombre | Las mejores dietas para adelgazar y estar en forma
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio