Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Incapaz de hacer dieta? ¡Pásate al muesli!

¿Incapaz de hacer dieta? ¡Pásate al muesli!
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Acabamos de volver del verano, como quien dice. Acabamos de volver del verano y con los primeros fríos el próximo nos parece demasiado lejano. Tan lejano que pensamos bueno, no hace falta que me ponga a dieta todavía, en fin, ahora vienen las Navidades y total, con ropa...

Sin embargo qué mejor forma de recibir el año que habiéndonos puesto en forma primero. Además, lo mejor de hacerlo ahora es que precisamente el estar cubiertos de ropa nos da la oportunidad de poner en su sitio esa flacidez antes de tener que lucir palmito.

Sólo hay un problema: no todos tenemos la misma fuerza de voluntad para cumplir una dieta a rajatabla. Para eso se inventaron los yogueres, los cereales y las barritas de muesli para picar entre horas.

Las dietas tienen sus ventajas. Se consigue perder un volumen considerable en un tiempo relativamente corto. Además, con la de combinaciones que hay estar a dieta no significa pasar hambre-hambre. Nuestro estómago puede estar satisfecho, y nuestro trasero también.

báscula pastelería
Eso sí, hay que seguirlas a rajatabla, hay que estar pendiente cada día de la comida que toca cocinar para el día siguiente. Si vives en familia hacerte tu propio plato cada día puede resultar tedioso y frustrante. Y si tienes comidas de negocio, apaga y vámonos. Además, no todo el mundo necesita perder mucho peso.

Si lo que quieres es quitarte ese molesto flotador, o incluso empezar a comer menos para poder pasarte a una dieta después, deberías probar lo que yo llamo El Métedo de La Abuela. Es un método sencillo y eficaz. Lo primero que tienes que hacer es olvidarte de la fritura, que tampoco es que sea especialmente complicado, y restringir los dulces lo máximo que puedas.

En cuanto a las comidas diarias, el desayuno normal de café y tostada y el plato que se coma en casa. No abuses, por supuesto, pero come lo que haya. El secreto viene por las noches: un yogur desnatado con cereales sin azúcar. Si no eres muy de cereales puedes cambiarlo por fruta, aunque la sensación de saciedad (y sobre todo de gula satisfecha) se calma mejor con los cereales.

Para la hambrucia total que a los acostumbrados a comer mucho le puede entrar entre horas, tenemos las susodichas barritas de muesli, nutritivas, prácticas para llevar y limpias para comer en cualquier parte. Si estás en casa, yo optaría por una rica manzana.

Es cierto. No vas a perder veinte kilos en tres meses, pero sí que podrás adaptar tu comida a tu rutina y no al contrario como sucede en muchas dietas. Se trata de un método sencillo que aplica a la moderna el viejo dicho de desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo. Y es que a veces la sabiduría tradicional no se equivoca.

Imagen | Jqmj En Vitónica | El muesli, la mejor opción para comenzar el día de forma sana En Directo al paladar | Muesli de frutas. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos