Compartir
Publicidad
Publicidad

Excesos navideños, cómo atajarlos

Excesos navideños, cómo atajarlos
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada vez queda menos para que de comienzo la Navidad y con ella las copiosas comidas familiares, y las ya inexcusables cenas de empresa. Son unas fechas en la que nuestro organismo es capaz de ingerir más de 1.000 Kcal, lo que supone estre un 30 y 50% de las necesidades energéticas diarias de un hombre.

Lo ideal después de estas comidas y cenas sería realizar un leve ejercicio físico que redujese las calorías consumidas, pero la mayoría de las veces el único esfuerzo es sentarse en el sofá a ver ese programa “Especial Nochebuena” de los Morancos.

Son días en los que solemos ingerir altas cantidades de lípidos, azúcares y proteínas, sumados a la cantidad de bebidas que conforman estos menús, vinos, cavas, bebidas azucaradas y licores varios. Todo este cocktail gastronómico es el culpable de los ya famosos empachos navideños y de esos kilos demás tan difíciles de bajar.

Veamos unos consejos prácticos que nos ayudarán a mantener nuestra línea y no caer en el temido sobrepeso.

  • Una de las primeras recomendaciones es intentar incluir dentro del menú frutas y verduras, reduciendo con ello la ingesta de tantos dulces navideños.
  • Seamos capaces de controlar la cantidad de comida que ingerimos, seguro que sirviéndonos cinco o seis cigalas serán suficientes como adelanto de lo que todavía nos espera. Estaría bien saber cuál es el menú que hay preparado para programarse qué es lo que vamos a comer, además no hace falta servirse de cada fuente que traigan a la mesa. Comamos más con la boca que con los ojos.
  • Comer de forma tranquila y relajada nos ayudará a combatir el sobrepeso, pasarlo bien con los nuestros, reirnos y mantener una buena conversación nos ayudará a comer más despacio.
  • Las personas diabéticas tinen una amplia gama de dulces y productos navideños bajos en azúcares, especialmente elaborados para ellos. El sabor de estos productos apenas difiere del resto, así que si tienes ocasión anímate a probarlos.
  • Beber agua mineral y algo de vino blanco es lo ideal, dejemos las bebidas azucaradas para otro día.
  • Realizar un ejercicio físico moderado los días previos y posteriores a las comidas navideñas nos ayudará a reducir el colesterol y quemar esas calorías que hemos ingerido. No estaría de más alguna sesión que otra de spinning.
  • No sobrepasarse con los postres, muchas veces no sólo hay un único plato, si no que la bandeja que tenemos en la mesa se compone de mazapanes, polvorones, tartas, turrones y un sin fin de envoltorios que conlllevan altas cantidades de azúcares y grasas animales, seamos pues capaces de racionalizar lo que comemos sin abusar de estos alimentos.
  • Una de las promesas que muchos hacemos al comenzar el nuevo año es apuntarnos a ese gimnasio en el que tantas veces hemos pensado, sería un buen momento para retomar una rutina de ejercicio físico y conocer ese mundo de las mancuernas.

Fuera de todos estos consejos, lo más importante es que disfrutes al máximo de estas Navidades, aprovecha para felicitar a los tuyos, quedar con esos amigos que tanto echas de menos, sonreir y demuestrar todo el cariño a esas personas que te importan. Esto es quizás lo más saludable.

Vía | Natursan

Foto | Sabor Gourmet

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos