Compartir
Publicidad
Publicidad

El secreto de la Reina

El secreto de la Reina
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se dice que febrero es el mes más frío del año, el mes de las heladas y el cielo eternamente gris. También es el mes de los exámenes y ahora que entramos en su recta final es normal necesitar un pequeño empujón para seguir adelante. Las farmacias hoy en día están llenas de complejos vitamínicos de todos los colores, sabores y formas, pero ¿para qué recurrir a un producto químico cuando la naturaleza nos ofrece el mejor energético conocido?

Hablo, cómo no, de la jalea real, una mezcla de miel, néctar y agua producida en las colmenas por las abejas obreras para alimentar a las larvas durante unos días y a la Reina durante toda su vida. No en vano supera con creces la esperanza de vida de cualquier otra abeja de la colmena.

Trasladado a los humanos, la jalea real nos proporciones dieciséis tipos de vitaminas diferentes, entre las que destacan la B1, B2, B6, C y la E, proteínas, una gran concentración de aminoácidos muy importantes para nuestro organismo y fósforo, potasio, silicio, ácido fólico y pantoténico, niacina, biotina e insitol. Por decirlo de alguna manera, es una bomba de la naturaleza llena de energía en estado puro, y sus efectos son de lo más variado que se pueda imaginar.

jalea real
La jalea real está recomendadad para periodos de estrés, pues mejora nuestra resistencia física y mental, así como el estado de ánimo. Es antioxidante, por lo que previene el envejecimiento prematuro, mejora la memoria y el sistema nervioso; por lo que es un gran aliado de los estudiantes en época de exámenes; potencia las defensas del sistema inmonológico, por lo que se utiliza en la prevención de resfriados y para reponerse en periodos de convalecencia. Los estudios reflejan también que la jalea real tiene propiedades antisépticas y bactericidas, reforzando el organismo frente a agresiones externas (sí, como los bichitos del equipo Actimel pero sin el equipo).

También es un buen depurativo del organismo que mejor el sistema cardiovascular, vamos, que encima ayuda a reducir el colesterol. Fortalece los huesos, por lo que también se recomienda para prevenir artritis y esclerosis, e incluso dicen que ayuda a mejorar ciertos trastornos como el insomnio. ¿Alguien da más?

Eso sí, precisamente porque es una bomba energética se toma en pequeñas dosis. No hay que olvidar que se compone fundamentalmente de agua e hidratos de carbono (que ya me veía a alguno haciéndose una tostadita con jalea real y tan feliz). La jalea real se presenta de diversas formas, ya sea en estado natural o en cápsulas y también en ampollas bebibles. En farmacias, parafarmacias y herboristerías se puede adquirir sin problemas, ya sea sola o combinada. Porque sí, porque ya que estaban algunos fabricantes se han liado la manta a la cabeza y han decidido combinarla con otros potentes energéticos naturales, como el própolis, que también crean las abejas, o el ginseng.

Una pequeña cantidad al día es suficiente para los efectos inmediatos, como por ejemplo ayudar al estudio o en el trabajo, aunque si se quiere disfrutar de los efectos a largo plazo hay que tomarla con cierta continuidad. Aunque, como siempre, para datos concreto sobre frecuencia siempre es mejor consultar al profesional especializado en nutrición.

En Vitónica | Jalea real, prepárate para el otoño

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos