Compartir
Publicidad

Cuida tu dieta, también en el trabajo

Cuida tu dieta, también en el trabajo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si estás intentando mejorar tu forma física de cara al verano, no debes dejar que tu trabajo sea un obstáculo para lograrlo. Si te ves obligado a comer fuera de casa, te contamos cómo cuidar tu dieta, también en el trabajo, para alcanzar los objetivos planteados.

Cuida la calidad por sobre todas las cosas

Si el trabajo te obliga a comer fuera de casa, una de las principales cosas que debes atender si quieres cuidar la forma física es la calidad de los platos, es decir, debes intentar consumir alimentos con buenos nutrientes para tu cuerpo.

Así, es de gran ayuda para cuidar la calidad de lo que comes cocinar en casa y llevar un tupper al lugar de trabajo, siempre y cuando dispongas de un espacio donde guardar, refrigerar o almacenar tus comidas.

Si ésta no es una posibilidad, entonces lo mejor es seleccionar correctamente lo lugares donde comprarás tus comidas, intentando escoger aquellos comercios más pequeños, donde la comida es elaborada, casera y más cuidada.

Por otro lado, siempre que sea posible es recomendable escoger preparaciones con ingredientes frescos, de temporada y en lo posible, que incluyan vegetales y frutas sin cocción que son los que hablan de la frescura de un plato y de la mayor presencia de vitaminas, minerales y demás nutrientes buenos para tu organismo.

trabajo2

También es aconsejable evitar salsas, aderezos, frituras u otro tipo de cocciones grasas y por supuesto, escoger siempre agua para acompañar las comidas.

Otra recomendación válida para preservar la calidad nutricional de la dieta comiendo en el trabajo es variar las preparaciones consumidas a lo largo de la semana, de manera de garantizar diversidad de nutrientes.

Una alimentación con buenos nutrientes resulta clave para lograr un cuerpo sano por dentro y con buena forma por fuera.

Cómo cuidar la cantidad de lo que comes en el trabajo

Además de cuidar la calidad de la dieta en el trabajo, es fundamental cuidar la cantidad que consumes, pues porciones demasiado grandes y calorías en exceso en nada ayudarán a lograr un cuerpo en forma de aquí al verano.

Entonces, para cuidar la cantidad que consumes y lograr una alimentación moderada en el trabajo, recomendamos:

  • No ingerir alimentos frente al ordenador o mientras se realizan otras tareas laborales, pues la atención estará puesta en el trabajo y no en la comida, lo cual no favorece la saciedad sino que estimula el consumo.
  • Llevar o pedir la cantidad justa de comida y no tener un tupper colmado de alimentos por si el gusanillo no se calma, pues acabaremos comiendo el "todo" que tenemos frente a nosotros sin que sea necesario una porción de tal tamaño.
  • Beber agua regularmente, a cada hora, mientras estamos en el trabajo, pues así evitamos la deshidratación, la falta de atención y la sensación de sed que puede confundirse con hambre y estimular el consumo.
  • Alejarse del ámbito laboral para comer, ya sea a un comedor, al aire libre o a un restaurante que nos permita decirle adiós a las distracciones y concentrarnos en lo que comemos.
  • trabajo3
  • Evita el picoteo de un paquete de galletas o snacks que tu compañero deja en el escritorio para ser compartido, pues lo que se pica no llena ni se ingiere a conciencia, por lo tanto, sólo suma calorías a tu día.
  • No comas del envase ningún alimento. Si llevas galletas para consumir en el trabajo, mejor retira unas 5 unidades o la porción a consumir como parte de tu comida, y guarda el restante del envase en un lugar alejado de la vista.
  • Al momento de comer, hazlo sentado, en una mesa, sin distracciones y despacio, de manera de disfrutar de tu comida e incorporarla como tal a tu cuerpo.
  • Come en platos más pequeños para reducir el tamaño de las porciones y saciarte igualmente con menos cantidad de alimento.
  • Elige platos crocantes, duros y con textura, pues como nos cuentan en Vitónica, al exigir más masticación y más tiempo para ser consumidos, nos ayudan a comer menos.

Con estos consejos podrás cuidar tanto la calidad como la cantidad de tu dieta, aun en el trabajo, y éste dejará de ser un obstáculo para que logres el cuerpo en forma que tanto deseas con la llegada del verano.

En Trendencias Hombre | Cuando el trabajo implica comer fuera de casa En Trendencias Hombre | Cuida tu dieta si comes fuera de casa Imagen | Thinkstock, Thinkstock y Thinkstock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio