Compartir
Publicidad

Consejos para mantener un buen ritmo intestinal

Consejos para mantener un buen ritmo intestinal
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nuestro ritmo de vida actual es un indicativo claro del porqué tenemos tantos problemas de estómago. El estrés, las comidas que realizamos fuera de casa o la falta de tiempo para hacer una digestión correcta son factores determinantes para el mal funcioamiento de nuestro ritmo intestinal.

Es importante que cuidemos nuestro estómago, y nuestro intestino. Quizá sea muy probable que en un futuro no muy lejano aparezcan enfermedades derivadas de una mala alimentación, de unos hábitos poco saludables o sencillamente por no seguir unos consejos que nos ayuden a regular eso tan importante que denominamos ritmo intestinal.

Hay diez recomendaciones muy sencillas para mejorar esto, basta con seguir unas simples pautas para mejorar nuestra salud y para que esas molestias estomacales que algunos tenemos a menudo se vean reducidas. Seguro que con estos consejos conseguirás lo mismo que la chica del anuncio del Bífidus, una regularidad intestinal como el mecanismo de un reloj suizo.

  • Bebe mucha agua, es muy necesario que nos acostumbremos a beber dos litros de agua a diario, con ello conseguiremos mejorar nuestro organismo y limpiar parte de nuestros órganos

  • Realizar un entrenamiento o ejercicio físico diario es fundamental para regular el ritmo intestinal. Basta con caminar una hora para que estos beneficios obtengan resultado

  • Incluye en tu desayuno cereales y fruta, la fibra de los primeros y las vitaminas de los segundos son un alimento necesario y casi obligatorio para empezar sanos y fuertes la jornada laboral.
  • No está de más que tengas en tu nevera yogures tipo Activia de Danone, o naturales. Sus exclusivos bífidus y fermentos lácticos influyen positivamente en el equilibrio de la flora intestinal

  • Comer lentamente y masticar bien los alimentos a la comida y a la cena mejorará tu digestión

  • No te olvides de las legumbres, ya que son una de las mejores fuentes de fibras que hay, los médicos recomiendan de dos a tres raciones semanales. Además, con lo ricas que están las lentejas de mamá.

  • Los productos integrales como el pan contribuyen a un mayor aporte de fibras, ¿qué tal sustituir de vez en cuando esas baguettes por unas rebanadas de pan integral?.
  • Intenta no abusar del chocolate y la bollería industrial, ya que son los culpables de las diarreas y del mal funcionamiento del estómago
  • .
  • Las comidas cocinadas o aliñadas con aceite de oliva son altamente recomendables y son el mayor exponente de la famosa dieta mediterránea.

  • Los alimentos cocinados al vapor, plancha, al horno o hervidos facilitan la digestibilidad, frente a las frituras, rebozados o estofados.

Es decir, que un buen funcionamiento intestinal no está reñido con una dieta rica y saludable. No hace falta seguirla a rajatabla, simplemente intentar coger alguno de estos hábitos para que nos sintamos igual de sanos por fuera que por dentro.

Foto | Inmunity Health News, Prensa libre
En Mensencia | El desayuno es la comida más importante del día
En Vitónica | Bifidus, algo más que una moda
En Directo al paladar | Propósitos para una alimentación saludable en 2009

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos