Compartir
Publicidad
Comer pastas y adelgazar. Trucos para volverlo posible
Nutrición

Comer pastas y adelgazar. Trucos para volverlo posible

Publicidad
Publicidad

Si eres un auténtico fanático de las pastas y estás intentando perder peso, debes saber que las mismas deben reducirse en cantidades y moderarse en la dieta diaria. Por ello, te contamos cómo es posible adelgazar sin dejar de comer pastas.

Pastas más saciantes

Una de las claves para perder peso sin sacrificarnos para lograrlo es incluir en nuestra dieta los alimentos que más nos gustan, y además, lograr calmar el apetito con ellos.

Por eso, si eres amante de las pastas debes consumir platos más saciantes con ellas, y algunos consejos que puedes poner en práctica para lograrlo son:

  • Elige pastas integrales en lugar de refinadas, que tienen más proteínas y fibra y por ello, calman con mayor facilidad el apetito.
  • Combínalas con carnes magras y/o verduras, pues con ellas sumarás volumen, proteínas, fibra y más poder saciante a tu plato de pastas.
  • Cocínalas al dente, es decir, que la pasta quede firme y requiera masticación al momento de consumirse, lo cual sacia más que una pasta pasada de cocción.
  • Consume la pasta fría, hervida y enfriada, como parte de una ensalada por ejemplo, pues de esta forma, obtendrás almidón resistente, un factor que sacia y contribuye a perder peso.

Con estos trucos lograrás que tus platos de pastas faciliten el control de lo que comes al ayudarte a mantener el hambre a raya cada vez que los consumes.

Pasta

Pastas con menos calorías

Además de consumir pastas que sacien, es fundamental para adelgazar escoger platos que incluyan estos ingredientes pero con menos calorías que las que solíamos ingerir anteriormente.

Así, algunas opciones para lograr pastas con menos calorías son:

  • Cuidar las salsas que acompañan las mismas, es decir, elegir para ellas ingredientes con pocas grasas, sin azúcares y que en lo posible, aporten proteínas y/o fibra. Además, podemos elegir cocciones con menos calorías, por ejemplo, evitar las frituras al elaborar salsas para pastas.
  • Agregar agua y volumen a las pastas, por ejemplo suman verduras crudas a las mismas, elaborando sopas con fideos o preparaciones guisadas con abundante cantidad de caldo, verduras y agua, que nos permite lograr un plato grande en tamaño pero con menos calorías que las que tendría una simple pasta.
  • Moderar los extra que acompañan la pasta, es decir, si utilizamos queso rallado, pan u otros añadidos al momento de consumirla, debemos moderar la cantidad que agregamos a la misma para no sumar calorías en exceso al plato.

Con estos trucos lograrás pastas con menos calorías que puedes incluir perfectamente a tu plan de adelgazamiento que por supuesto, no dejará de incluir tu alimento preferido.

Pastavegetal

Pastas que no son pastas

Para utilizar en reemplazo de una verdadera pasta y así, restar calorías a una comida, guarnición o cena, podemos crear platos con pastas que no son pastas.

Se trata de la nueva tendencia de emplear vegetales para elaborar espaguetis que pueden acompañarse con salsas al igual que la pasta pero que por supuesto, ofrecen muy pocas calorías.

Se los llama zoodles o tallarines falsos y pueden elaborarse con zanahorias, calabacín o remolachas perfectamente y acompañarse de una sabrosa salsa de tomates o de camarones que brinden más saciedad.

Estas pastas que no son pastas son muy recomendables cuando queremos una guarnición o una cena a base de fideos y que sabemos, no es recomendable si buscamos perder peso.

Pueden ayudarte a extrañar menos las pastas en tu plan de adelgazamiento y así, convertirse en un plato comodín para perder peso sin dejar de comer las pastas que tanto te gustan.

En Trendencias Hombre | Los mejores hidratos para perder peso con salud
Imagen | Pixabay e iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos