Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Comer menos para no subir de peso? Quizá no sea buena idea, y aquí te decimos porqué

¿Comer menos para no subir de peso? Quizá no sea buena idea, y aquí te decimos porqué
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estamos a nada de comenzar el mes de diciembre y prácticamente todos sabemos que es lo que eso significa: las obligadas comidas y cenas con la familia y amigos propias de las fiestas de navidad, esperadas por muchos y temidas por otros que, quizá como tú y como yo ven en ellas una potencial tentación al momento de querer mantener nuestra figura. Aunque haya formas de deleitarse el paladar sin sentir culpa, definitivamente una de ellas que no debes practicar es la de abstenerte de comer, sencillamente porque como una de las funciones principales del cuerpo es indispensable cumplirlas, y más cuando la temperatura del ambiente comienza a descender.

Comida y felicidad ¿van de la mano?

Si, pero no sólo porque nos agrade tener a la familia unida ante la mesa o porque tengamos frente a nosotros platillos deliciosos, sino porque gracias al consumo de alimentos altos en calorías nuestro cuerpo produce serotonina, una sustancia relacionada con la felicidad y el buen humor que transita mejor por nuestro organismo cuando ingerimos azúcares. Sí, resulta que los chocolates si ayudan (en algo) a la depresiones.

¿Comer menos? No, pero tampoco de más

¿Es normal que cuando más frío hace tengamos más hambre? La respuesta es sí, y la ciencia nos lo explica: resulta que cuando la temperatura desciende por el cambio de las estaciones, nuestro cuerpo consume mucha más energía calórica para poder mantener su temperatura corporal a nivel normal, por ello las bebidas (azucaradas) calientes de la época navideña nos resultan tan deliciosas y apetecibles que no podemos negarnos a un vaso de ponche o de chocolate caliente en cada reunión.

Lo anterior no significa que tengas que comer dulces y galletas todo el día (y perdón si buscabas algún pretexto para ello), pero el consumir azúcar en una época de frío como en invierno puede resultar contraproducente, ya que al no realizar actividad física, el cuerpo acumula calorías que se convierten en grasa y que pasan a ser un número de talla al que nunca pensaste podrías llegar.

En conclusión, comer más en esta temporada te puede llegar a hacer sentir mejor (física y anímicamente) pero recuerda no caer en los excesos para que en tus propósitos de año nuevo no esté el de bajar de peso.

Imagen | Pexels

En Trendencias Hombre | Para que no busques más, éstos son los suéteres más cool para llevar en navidad

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio