Compartir
Publicidad
Publicidad
Así es como las dietas milagro pueden hacerte engordar
Nutrición

Así es como las dietas milagro pueden hacerte engordar

Publicidad
Publicidad

Hemos hablado muchas veces de las dietas de moda, aquellas que encontramos en las revistas y ofrecen resultados rápidos así como destacables con respecto a otras propuestas. Pues estos recursos siempre están a nuestro alcance y se vuelven frecuentes en esta época del año en que el verano se acerca, pero si bien hay muchas razones para alejarse de las mismas, la principal es comprender que las dietas milagro pueden hacernos engordar y te contamos por qué.

Restricción severa y tumba metabólica

Las dietas milagro no producen un rápida y notable pérdida de peso mágicamente, sino que por lo general lo hacen mediante una gran restricción calórica que puede dañar nuestro metabolismo y dejarnos como mal recuerdo, efectos negativos para siempre.

La severa restricción calórica y el descenso de peso rápido van de la mano de la tumba metabólica, es decir, del daño en el metabolismo que reduce considerablemente el gasto calórico de nuestro cuerpo, aun después de haber culminado la dieta.

Así, el menor gasto energético puede traducirse en un efecto rebote y en el aumento de peso tras la pérdida brusca que altero el metabolismo.

Además, un estudio publicado en la revista Obesity Reviews señala que tras grandes pérdidas de peso a causa de una notable restricción calórica el cuerpo se vuelve más eficiente para almacenar grasas y menos eficiente para quemarlas, lo cual sin duda es un factor más por el cual las dietas milagro nos hacen engordar.

2

Estrés y aumento de peso

Las dietas milagro no sólo son bajas en calorías sino que además, suelen prohibir muchos alimentos socialmente aceptados impidiéndonos así la posibilidad de asistir a eventos o al menos, de compartir los alimentos del mismo con amigos o familiares.

Todo esto sumado al gran autocontrol que demandan este tipo de dietas estrictas podemos experimentar estrés, ansiedad y otros cambios de humor que perjudican nuestro estado de ánimo.

Científicos de la Universidad de California han demostrado que las dietas muy bajas en calorías generan estrés en el organismo y el aumento de cortisol en sangre puede conllevar una búsqueda de alimentos más apetitosos debido a que se acentúa el sistema de recompensa en el organismo ante preparaciones más calóricas y placenteras, según señala un estudio publicado en 2007.

Por otro lado, ante el estrés se producen alteraciones hormonales que nos empujan a comer más y saciarnos menos así como también, a almacenar más grasas como concluye una investigación publicada en Biological Psychology.

Entonces, las dietas milagro pueden hacernos engordar por producir estrés en nuestro organismo.

1366 20001

Pérdida de masa muscular y menor gasto calórico

Cuanto más rápida es la pérdida de peso que generalmente va de la mano de una gran restricción dietética, mayores son las probabilidades de perder masa magra dentro de la cual se encuentra el músculo, tal como se ha demostrado en un estudio publicado en la International Journal of Obesity.

Y dado que las dietas milagro suelen ser restrictivas y promover una brusca pérdida de peso, también son las que más promueven una pérdida de masa magra y por ello, conducen a un gasto calórico menor que puede hacernos engordar fácilmente.

Esta situación puede prevenirse con un descenso de peso más lento y con dietas que no resten considerables calorías a la dieta sino que por el contrario, quiten calorías con moderación cuidando que no falten proteínas en la misma.

Además, la práctica de ejercicio físico que promueva el esfuerzo muscular es clave para evitar o reducir la pérdida de masa magra y muscular que son importantes a momento de conservar el gasto calórico del cuerpo, tal como señala una investigación publicada en Sports Medicine.

Por todas estas razones las dietas milagro pueden hacerte engordar y aunque en un primer momento parecen ser la solución a los kilos de más la realidad es que con el tiempo ocasionan todo lo contrario e incluso, pueden dificultar el logro de un peso sano con estrategias y recursos que usemos después.

Si realmente quieres perder peso de una vez y para siempre las dietas milagro no son la solución sino que por el contrario, pueden entorpecer el logro de este objetivo. La solución no es un milagro ni una estrategia temporal sino un cambio de hábitos para toda la vida.

Bibliografía consultada | Obes Rev. 2015 Feb; 16(Suppl 1): 45–54, doi: 10.1111/obr.12255; Psychosom Med. 2010 May;72(4):357-64. doi: 10.1097/PSY.0b013e3181d9523c. Epub 2010 Apr 5.; Physiology & Behavior, Volume 91, Issue 4, 24 July 2007, Pages 449–458; Biological Psychology, Volume 86, Issue 2, February 2011, Pages 114–120; International Journal of Obesity (2007) 31, 743–750. doi:10.1038/sj.ijo.0803483; published online 31 October 2006 y Sports Medicine, March 2006, Volume 36, Issue 3, pp 239–262.
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos