Compartir
Publicidad
Apúntate al mindfoodness para lograr un cuerpo y un peso más sano
Nutrición

Apúntate al mindfoodness para lograr un cuerpo y un peso más sano

Publicidad
Publicidad

De seguro has escuchado mencionar la palabra mindfoodness. Si no sabes a ciencia cierta a qué hace referencia te contamos cómo apuntarte a esta nueva corriente alimentaria puede ayudarte a lograr un cuerpo y peso más sano.

Mindfoodness o alimentación consciente

Mindfoofness es un derivado del término mindfulness que es la capacidad de prestar atención al momento presente. Así, dicha habilidad aplicada al mundo de la alimentación se traduce en una alimentación más consciente.

Es la capacidad o habilidad de aplicar el mindfulness a la alimentación. Es decir, implica comer a conciencia, prestando atención a cada bocado y a todo lo que refiere con lo que comemos.

No es una dieta en particular ni una corriente que pretende ayudarnos a perder peso, sino que se trata de una ciencia que pretende favorecer una relación más sana con la comida.

Según el psicólogo- psicoterapeuta Alejandro Camacho Alpuente el mindfoodness implica en términos generales el autoconocimiento y autodesarrollo en relación con la comida mediante un trabajo a nivel mental y emocional, el cuidado del cuerpo a través de la alimentación y también, el entrenamiento y desarrollo de los cinco sentidos que están estrechamente vinculados con la experiencia de comer.

Sander Dalhuisen 715419 Unsplash

El mindfoodness como recurso para estar en forma

Como hemos mencionado antes, el mindfoodness o una alimentación más consciente que también se suele llamar mindful eating puede ser de ayuda para el logro de un cuerpo y un peso más sano. Así, si bien no apunta a que perdamos peso, puede ser de mucha ayuda para lograrlo sin descuidar al organismo y su funcionamiento.

A diferencia de lo que muchos hacemos en la actualidad, el mindfoodness pretende que estemos atentos a las señales de nuestro cuerpo, que indentifiquemos cuando realmente tenemos hambre o ganas de comer y que también podamos sentir la saciedad y detenernos a tiempo durante una comida.

Así, un estudio publicado en la revista Appetite señala que la alimentación consciente o el mindfulness aplicado a la dieta ayuda a reducir los antojos así como la ingesta por factores no relacionados con el hambre, como pueden ser las emociones, el aburrimiento u otros que nos llevan a ingerir alimentos sin necesidad.

De esta manera, lograremos una alimentación más ajustada a lo que realmente necesita y solicita nuestro cuerpo, pudiendo evitar desde atracones hasta ingestas por estrés o emociones negativas como señala una investigación de la revista Obesity Reviews.

Rawpixel 358748 Unsplash

Por esta razón, el mindfoodness puede ayudarnos a lograr un peso sano y a corregir los excesos alimentos, pudiendo ser de utilidad cuando buscamos perder peso.

Asimismo, un estudio publicado en Journal of Health Psychology concluye que aplicar estrategias propias del mindfoodness o para lograr una alimentación más consciente ayuda a reducir las porciones de alimentos ingeridos.

Por último, un estudio del año 2010 señala que llevar una alimentación más consciente puede ser de utilidad para prevenir trastornos alimentarios de todo tipo: desde los más frecuentes como anorexia y bulimia hasta los menos conocidos como trastornos por atracón u otros.

Así puedes lograr una alimentación más consciente

Llevar una alimentación más consciente no es algo que se logre de un día para otro, sino que necesitaremos de cierto entrenamiento y tiempo para alcanzar la conciencia plena de nuestro cuerpo en relación con la comida.

Así, requeriremos no sólo de un profesional de la nutrición sino también de un psicólogo que nos permita trabajar a nivel cognitivo, conductual y emocional para alcanzar un mejor vínculo con la comida.

Hombrecomiendo

Se requiere de autocontrol y autoconocimiento para diferenciar hambre real de hambre psicológico o deseos de comer, así como también que nos ayude a identificar la saciedad en nuestro organismo.

Para lograrlo, comer siempre sentados a la mesa, sin distractores que pueden desviar nuestra atención de lo que comemos siempre resulta de ayuda. Asimismo, comer más despacio y masticar bien cada bocado contribuyen al desarrollo multisensorial que incentiva el mindfoodness.

Llevar un diario o registro de alimentos es otra forma de volver más consciente nuestra alimentación y acercarnos a esta corriente llamada mindfoodness que pretende favorecer el logro de un cuerpo más sano no sólo física sino también, mental y emocionalmente.

Imagen | Pixabay, Unsplash e iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio