Compartir
Publicidad
Publicidad
¿Amante de los dulces y quieres estar en forma? Algunos trucos para lograrlo
Nutrición

¿Amante de los dulces y quieres estar en forma? Algunos trucos para lograrlo

Publicidad
Publicidad

Los dulces son alimentos irresistibles para muchas personas por ello, cuando somos verdaderos amantes de los dulces y buscamos estar en forma, debemos tener en cuenta diferentes trucos para lograrlo, como los que revelamos a continuación.

¿Por qué nos gustan tanto los dulces?

Los alimentos dulces o que contienen azúcar en su composición, son verdaderamente atractivos para nuestro organismo, no sólo porque la genética nos conduce a escoger alimentos calóricos y fáciles de digerir sino también, por su efecto en el cerebro.

A nivel cerebral, el consumo de azúcar activa el sistema de recompensa de manera similar a como lo hacen las drogas, por ello, los alimentos dulces generan una sensación placentera tras su ingesta y pueden resultar adictivos si abusamos de ellos.

En un mundo donde la vida nos estresa, nos quita la posibilidad de disfrutar de otras actividades placenteras o nos vuelve totalmente ansiosos, los dulces resultan cada vez más irresistibles, porque fácilmente nos brindan una sensación agradable.

Por ello, es tan frecuente que los amantes de los dulces encuentren muy compleja la tarea de moderar su ingesta, sin embargo, no es imposible de lograr si tenemos en cuenta algunos trucos.

Dulces

Dulces, pero no calorías vacías

Un primer y gran truco que podemos tener en cuenta para poder controlar el consumo de dulces es escoger aquellos que no sólo ofrezcan azúcar y calorías, es decir, elegir dulces pero no calorías vacías.

Si queremos estar en forma, los nutrientes adecuados son imprescindibles y algunos componentes como la fibra o las proteínas, pueden ayudarnos a controlar la cantidad de dulces que ingerimos.

Por ello, el primer paso para poder conjugar dulces y cuidado del cuerpo es escoger alimentos con azúcar pero que además, contengan buenos nutrientes.

Por ejemplo, siempre será mejor un pastel de nueces y frutas frescas que un simple puñado de gominolas, pues la primer opción tiene fibra, grasas sanas, vitamina E y otros nutrientes buenos mientras que las últimas sólo son azúcar y calorías.

Si además, escogemos dulces que tengan proteínas y fibra estaremos facilitando la saciedad y nos será más fácil controlar la cantidad a ingerir. Por ejemplo, es más fácil controlar el consumo de un pastel de queso y frutos secos que la ingesta de un pastel de chocolate simplemente.

Dulces1

Trucos para controlar la tentación por los dulces

Además de escoger dulces de buena calidad, que no sólo aporten calorías vacías, podemos poner en práctica los siguientes trucos:

  • Comer el dulce sentado siempre a la mesa, para así registrar y tomar conciencia de su consumo.
  • Disfrutar, masticar y comer despacio cada bocado dulce que no sólo ayudará a registrar su ingesta sino también, a controlar la cantidad que ingerimos y saciar el deseo por aquello que nos apetece.
  • Acompañar el dulce de líquidos sin calorías, en apreciables cantidades, para que de esta forma, ayudemos a sentir saciedad y así, podamos controlar la cantidad consumida. Por ejemplo, podemos beber agua o refrescos sin calorías para acompañar el dulce.
  • Reemplazar con el dulce una comida y no sumarlo a la dieta habitual, es decir, en reemplazo de nuestro desayuno o de nuestra merienda habitual, es más apropiado consumir el dulce que en medio de las comidas o como postre o complemento de las mismas, pues de esta forma, no estamos agregando notables calorías sino sustituyendo parte de algunas por otras.
  • Disponer de sólo una porción, de manera tal que cuando la misma se termine, no podamos continuar comiendo. Es decir, en lugar de tener en casa paquetes de galletas o recipientes gigantes de helado, mejor siempre comprar una porción, sentarnos, disfrutarla y terminar la misma sin posibilidad de servirnos más o de comer en exceso.
  • Emplear cubiertos para su consumo, porque de esta forma, demoramos su ingesta, favorecemos su registro y el logro de la saciedad en nuestro organismo.
  • Evitar el consumo de dulces con hambre, pues nunca nos saciaremos y abusaremos de ellos. Lo mejor es no saltar comidas ni pasar muchas horas sin comer ni beber, pues el exceso de hambre y los deseos de dulces pueden socavar nuestros intentos de cuidar y controlar lo que comemos.

Con estos trucos en mente podrás controlar la ingesta de dulces y además, escogiendo alimentos con buenos nutrientes podrás contribuir al cuidado de tu cuerpo.

Recuerda que si eres amante de los dulces y buscas estar en forma, sólo tienes que saber cómo mantener bajo control la tentación y escoger los alimentos adecuados para proteger tu salud y tu estética.

En Trendencias Hombre | Cómo vencer la tentación y no dejar de lado la dieta
Imagen | iStock y Pixabay

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio