Compartir
Publicidad
Alimentos naturales, no siempre sanos y aconsejables
Nutrición

Alimentos naturales, no siempre sanos y aconsejables

Publicidad
Publicidad

En el afán de cuidar lo que comemos, muchas veces buscamos alimentos con menor agregado de aditivos, o lo que sería igual, alimentos naturales. Sin embargo, si lo que deseas es mejorar tu salud y tu forma física, debes saber que los alimentos naturales no siempre son sanos y aconsejables.

La industria de los alimentos "naturales"

La tendencia a reducir los alimentos procesados y a escoger productos sin aditivos es bien conocida por la industria alimenticia, tal es así que muchos alimentos que hoy encontramos en el mercado destacan en su etiqueta el término "natural".

Sin embargo, los alimentos naturales son aquellos recién cosechados, frescos, no modificados industrialmente ni por ningún tipo de proceso químico o semejante, por lo tanto, la mayoría de los productos que podemos ver cuyo etiquetado los describe como "naturales", en realidad no lo son.

El término "natural" se ha vuelto el gancho perfecto para que como consumidores, escojamos un producto determinado que a nuestro creer es más sano y menos industrial que otros ingredientes, cuando en realidad, estamos siendo verdaderamente engañados.

Natural2

Tal es así que la OCU denunció la presencia de muchos alimentos denominados "naturales" que, en realidad, no lo son, sino que poseen aditivos varios y han sido modificados industrialmente, por lo tanto, su calidad dista mucho de la de un alimento fresco como puede ser un pescado o una fruta o verdura recién cosechada.

Entonces, lo primero que debemos saber es que un alimento natural es aquel que lo encontramos y consumimos tal como lo ofrece la naturaleza, y que, muchas etiquetas pueden engañarnos describiendo a un producto como "natural", por lo tanto, mejor leer los ingredientes y no quedarnos solamente con la descripción o la leyenda del alimento cuando vamos al supermercado a comprar los mismos.

Alimentos naturales no tan sanos

Además de que hay muchos alimentos industriales que se describen como "naturales" y que por ello, no cumplen con la finalidad de alejarnos de los aditivos y los procesos industriales, es importante recordar que hay alimentos verdaderamente naturales que no son tan sanos como pensamos.

Que un alimento sea natural no significa que es totalmente sano, rico en buenos nutrientes o que nos ayudará a cuidar la línea, pues como hemos dicho, ni sano ni natural significa pocas calorías.

Además, hay alimentos que podemos conseguir perfectamente en su estado natural y que su calidad nutricional deja mucho que desear, por ejemplo:

  • Nata: esto no es más que la grasa natural que posee la leche, por lo tanto, resulta un producto sin aditivos ni procesamiento pero que, concentra grasas saturadas y calorías en exceso, lo cual nos lleva a recomendar la moderación con su consumo si queremos cuidar la línea y estar en forma.
  • Miel: aunque en ella podemos encontrar antioxidantes y algunos minerales, la miel que es un alimento totalmente natural es un concentrado de azúcares o hidratos simples del que no podemos abusar si buscamos lograr una dieta equilibrada.
  • Piel de pollo: aunque es parte natural de una carne fresca, resulta un alimento cargado de colesterol, grasas saturadas y calorías que puede no colaborar con una dieta saludable, sino por el contrario, entorpecerla.
Natural
  • Mantequillas: pueden ser totalmente naturales, ya que es posible elaborarlas en casa a partir de la grasa de la leche recién ordeñada, sin embargo, al igual que la nata, son un concentrado de grasas y calorías, por lo que, no podemos abusar de ellas si queremos cuidar la línea y la salud.
  • Zumos de frutas: si los exprimimos en casa, nos aseguramos que posean vitaminas y minerales, pero también, le restamos toda la fibra que la fruta fresca tiene para ofrecer y a pesar de ser naturales, logramos un producto rico en hidratos simples o azúcares, por lo tanto, consumir toda la fruta del día en forma de zumo no es lo más recomendable si queremos cuidar lo que comemos.

Éstos son sólo algunos ejemplos que nos permiten ver que no siempre los alimentos naturales son sanos ni mucho menos, aconsejables o aptos para comer sin límite cuando buscamos estar en forma y con salud.

Por ello, recuerda que hay muchos alimentos totalmente naturales que no tienen la mejor calidad nutricional y que, al mismo tiempo, muchos productos dicen ser "naturales" en su etiquetado cuando en realidad, no lo son verdaderamente.

Ante todo, no olvides leer la letra chica de cada etiqueta nutricional y ten en cuenta que si bien un alimento natural no debe tener aditivos ni procesamiento industrial, muchas veces lo tienen o aunque son realmente naturales, no tienen la calidad nutricional que estamos buscando.

En Trendencias Hombre | Alimentos light, desnatados o 0%, ¿realmente ayudan a perder peso?
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos