Publicidad

Alimentos light, desnatados o 0%, ¿realmente ayudan a perder peso?
Nutrición

Alimentos light, desnatados o 0%, ¿realmente ayudan a perder peso?

Publicidad

Publicidad

Cuando iniciamos un plan de adelgazamiento o comenzamos a cuidar lo que comemos con la finalidad de quitarnos kilos de encima, siempre solemos escoger mejor los alimentos que colocamos en nuestra mesa, priorizando los alimentos light, desnatados o 0%. Sin embargo, éstos ¿realmente ayudan a perder peso?

Para que sepáis si verdaderamente vale la pena acudir a este tipo de alimentos que con frecuencia, tienen un precio superior y un sabor muy inferior a sus versiones tradicionales, te ofrecemos los siguientes datos:

Calorías: sin grandes diferencias

Al momento de perder peso, no sólo importan las calorías, sin embargo, éste es un factor importante por la cual acudimos a alimentos light, desnatados o 0%. No obstante, si analizamos algunos de ellos, vemos que en términos de calorías, no hay grandes diferencias.

Sobre todo en algunos productos, por ejemplo, en un yogur tradicional natural encontramos 70 Kcal mientras que en su versión 0% grasa hay 50 Kcal, una diferencia mínima.

Por otro lado, en algunos aderezos, como el ketchup, la diferencia es aun menor, ofreciendo una cucharada de ketchup tradicional 10 Kcal y una de ketchup light 8 Kcal. Algo similar sucede con las galletas dulces y aquellas reducidas en grasas o azúcares, pues las primeras ofrecen por porción 190 Kcal y las últimas 174 Kcal.

Todos estos datos respecto al aporte energético de alimentos light, desnatados o 0% y sus diferencias con la versión tradicional del producto, fueron extraídos de un completo análisis realizado con la OCU, que concluye que sólo en algunos casos es conveniente acudir a este tipo de alimentos, pues en muchos de ellos, la diferencia calórica es mínima.

Light2

Nutrientes y sabor: ¿notables diferencias?

Si hablamos de sabor, mucho dependerá del nutriente que se quita o reduce para restar calorías o conseguir el producto 0%, pudiendo ser muy diferente un yogur natural normal respecto a un yogur 0%, pues sin duda las grasas suman palatabilidad a los alimentos y por ello, su eliminación condiciona grandemente el sabor del mismo.

En algunos casos, como pueden ser los aderezos o las mermeladas, la diferencia de sabor no es muy notable, pero deberemos ver muy bien la diferencia calórica también, y por supuesto, analizar los nutrientes de cada producto.

Por último, respecto al sabor, podemos encontrar alimentos light, desnatados o 0% con sabor hasta desagradable, sobre todo, porque para compensar la disminución de azúcares y/o grasas, muchas veces se adicionan saborizantes, endulzantes artificiales u otros ingredientes que pueden disgustarnos grandemente.

Si observamos los nutrientes, es claro que en un alimento 0% grasa o desnatado encontraremos mucho menor aporte lipídico que en su versión tradicional, pero si se trata de yogures, podemos encontrar yogures de sabores 0% grasa con menos de 0,5% gramos de grasa pero con un alto contenido de azúcar, lo cual sin duda no favorece nuestra dieta, pues las grasas de un yogur pueden ser mínimas comparadas con la cantidad de azúcar que poseen algunos productos.

Lo mismo puede suceder con galletas light reducidas en grasas o con chocolates sin azúcar, que para compensar su sabor, se encuentran cargados de grasas de mala calidad.

Por ello, lo importante es saber que la reducción de grasas en algunos productos como en los lácteos puede ser ínfima y de allí su escasa diferencia de calorías, pero que podemos sin darnos cuenta consumir más azúcares que en realidad, son igual o más perjudiciales para el organismo que los lípidos que naturalmente poseen los mismos.

Entonces, al momento de escoger o no alimentos light, desnatados o 0%, lo mejor es analizar no sólo sus calorías, sino también, sus nutrientes y su sabor, pues son todos factores que nos ayudarán a decidir con fundamento al momento de comprar.

Light3

Para tener en cuenta al momento de elegir

Al momento de saber qué elegir y decantarnos por alimentos light, desnatados o 0% o bien, escoger su versión tradicional, resulta fundamental tener en cuenta los siguientes factores:

  • Calorías: como hemos dicho anteriormente, la diferencia de calorías entre algunos productos light y su versión tradicional es mínima, por lo tanto, si no hay grandes diferencias, podríamos escoger el alimento que más nos agrade al paladar o decidir en función de otros factores tales como precio, nutrientes y demás.
  • Información nutricional: es fundamental observar en el etiquetado el aporte de determinados nutrientes, por ejemplo: grasas, azúcar, fibra, y tipo de grasas es decir, si hay más grasas trans que insaturadas en un producto light, claramente sus nutrientes son de menor calidad. Igualmente, si un alimento 0% o desnatado tiene poca diferencia de grasas con su versión tradicional pero posee muchos más azúcares, quizá sea conveniente acudir a la versión normal o tradicional.
  • Cantidad consumida: si se trata de un producto que consumimos en grandes proporciones cada día, la diferencia calórica y el aporte de nutrientes tendrá mayor peso al momento de elegir que si se trata de un alimento de consumo ocasional y poco frecuente, pues claramente, un poco más de calorías y peores nutrientes pero con mejor sabor, pueden dañar menos cuanto menos comemos de determinado alimento.
  • Sabor: si comemos alimentos que no nos gustan, estaremos padeciendo nuestro plan de adelgazamiento, mientras que si escogemos alimentos agradables al paladar, nuestra dieta será más llevadera, no dejará de producirnos placer y podremos sostenerla en el tiempo. Por ello, al momento de elegir, el sabor también debe considerarse.
  • Precio: hay alimentos cuya diferencia respecto a la versión tradicional es importante, pero si no encontramos grandes diferencias calóricas o los nutrientes no nos favorecen, o bien se trata de un alimento que consumimos muy poco y eventualmente, quizá sea momento de cuidar el bolsillo e ir por la versión tradicional que suele tener un costo inferior a los alimentos light, desnatados o 0%.

Teniendo en cuenta estos factores y todo lo antes dicho, tu puedes decidir si los alimentos light, desnatados o 0% realmente son una ayuda para tu pérdida de peso.

No olvides que muchas veces éstos productos engañan, por lo que recomendamos observar muy bien cada uno de ellos y analizar rápidamente sus nutrientes y calorías al momento de escoger para tomar una decisión acertada que colabore con nuestro plan para perder peso.

En Trendencias Hombre | Para adelgazar, controla las calorías invisibles en tu dieta
En Trendencias Hombre | Errores que no te permiten perder peso
Imagen | iStock

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir