Publicidad

Aléjate del efecto rebote tras la pérdida de peso

Aléjate del efecto rebote tras la pérdida de peso
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Es muy frecuente en la actualidad que tras adelgazar unos cuántos kilos prontamente se recupera el peso perdido, situación que todos queremos evitar para poder disfrutar del nuevo peso logrado, por eso, si estás en planes de adelgazamiento, te contamos cómo puedes alejarte del efecto rebote tras la pérdida de peso.

¿A qué se debe el efecto rebote?

Para poder evitar el tan temido efecto rebote tras haber perdido peso, debemos conocer por qué se produce, cuáles son los factores desencadenantes. Para ello, es preciso entender cómo funciona nuestro cuerpo y que el efecto rebote es una consecuencia del organismo que intenta preservar la salud.

Es decir, nuestro cuerpo es una perfecta máquina diseñada para preservar la vida y la salud, así, tras un tiempo "a dieta" es decir, limitando el ingreso de energía para poder adelgazar, el organismo se coloca en un "modo ahorro", con el objetivo de no gastar tantas calorías como antes y preservar las reservas energéticas para sobrevivir ante cualquier eventualidad.

efectorebote1

Si restringimos mucho la ingesta calórica, más ahorro llevará adelante nuestro cuerpo, por eso, cuando retomamos la dieta habitual, el organismo guarda mayor cantidad de aquello que comemos para formar de nuevo unas buenas reservas.

Así es como, tras una dieta para adelgazar en la que la restricción ha sido severa y la pérdida de peso mucha, el efecto rebote es muy probable.

Cómo alejarnos del efecto rebote

Teniendo en cuenta por qué se ocasiona el efecto rebote, debemos tener mucha precaución para poder sostener el peso logrado y evitar la recuperación del peso perdido. Algunas recomendaciones que pueden ayudar son:

  • No realizar una dieta muy estricta, que limite enormemente las calorías que ingresan, pues con sólo restar 500 Kcal cada día a las que consumimos, es suficiente para perder peso, y evitaremos que el cuerpo se coloque en modo ahorro.
  • Realizar ejercicio mientras se intenta adelgazar, con la finalidad de conservar la masa magra y muscular para que ésta nos ayude a quemar más calorías aun después de limitar nuestra dieta. Por supuesto, debemos conservar la actividad física después de haber perdido peso.
  • efectorebote2
  • Adelgazar lentamente y con paciencia, pues cuánto más peso se pierde en poco tiempo, más riesgo tenemos de que el cuerpo comience a ahorrar y de recuperar el peso perdido. Además, cuánto más peso se pierde, más músculo desechamos. Para que elimines ante todo grasas y podamos evitar el efecto rebote, es necesario perder un 1% o menos del peso actual por semana.
  • No prohibirnos alimentos ni erradicarlos de la dieta cuando intentamos adelgazar, pues esto generará ansiedad y deseos de consumirlos, por lo que al acabar el plan para perder peso, comeremos más y en mayores cantidades, hecho que puede promover el efecto rebote.
  • Alejarse de productos y dietas milagrosas, así como de fármacos para adelgazar, pues estas estrategias peligrosas al dejarlas, no nos permiten conservar el autocontrol ni saber cómo convivir sin ellas, es decir, muchas crean dependencia por lo que cuando las abandonamos, volvemos a la situación actual o lo que es igual, recuperamos el peso perdido.

Si sigues estas recomendaciones y por el contrario, llevas una dieta sana, con todos los alimentos pero en cantidades adecuadas, y no dejas de moverte para trabajar el cuerpo, lograrás alejarte del efecto rebote tras la pérdida de peso para disfrutar del objetivo logrado y el nuevo cuerpo a largo plazo.

En TrendenciasHombre | Aléjate de las dietas milagro En Vitónica | ¿Por qué se produce el efecto rebote? Imagen | Qfamily , Foshydog y A.drian

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir