Compartir
Publicidad

El caso de Harry Uzoka: un modelo asesinado por celos en Londres por un compañero de profesión

El caso de Harry Uzoka: un modelo asesinado por celos en Londres por un compañero de profesión
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parece increíble leer una noticia como ésta, y es que recientemente se dio a conocer el caso de la muerte de Harry Uzoka, un modelo de raza negra con una carrera en ascenso truncada por su trágica muerte que, en un principio todo parecía indicar fue ocasionada por un intento de asalto, sin embargo con el avance de las investigaciones se ha dado a conocer que quizá otro modelo haya sido el autor material del crimen.

Desde la noticia de su muerte el pasado 12 de enero, el crimen ha tenido opiniones divididas: en primera se manejó un caso de racismo, después se especuló que cerca de su casa en el barrio de Shepherd's Bush intentó ser asaltado y tras oponer resistencia fue ultimado con cuchilladas que le propinaron en el corazón, sin embargo y acorde a las investigaciones, el móvil del crimen podría haber sido otro: el de celos de su supuesto victimario, pero no celos profesionales como se rumoraba al saber que su presunto asesino George Koh también trabajaba dentro de la industria para marcas como Alexander McQueen, Topman y Lanvin, sino celos a causa de la relación de Harry con una chica.

El día de ayer los presuntos culpables del asesinato George Koh y Jonathan Okigbo se presentaron en la primera audiencia del caso a través de una video-conferencia, en donde la fiscal dijo que la disputa surgió debido a la rivalidad por la relación de Harry una chica, por la que Uzoka y Koh habían intercambiado mensajes a través de Instagram sobre tener una pelea para resolverlo, descartando así los motivos profesionales como causa de la riña que dio origen al asesinato, ya u el presunto asesino Koh no tiene vínculo actualmente con ninguna agencia de modelos.

Uzoka, dijo el fiscal, había llegado con un amigo y ambos llevaban tubos de metal, mientras que Koh, acompañado por Okigbo, llevaba dos cuchillos. Un tercer amigo anónimo de Koh llegó con un cuchillo parecido a un machete, del que no se sabe si ha sido arrestado.

Se sabe también que Koh, Okigbo y el tercer asaltante sin nombre persiguieron a Uzoka, apuñalándolo tres veces en el corazón. Cuatro días después del asesinato, Koh se entregó voluntariamente a la policía el 15 de enero, declarando que actuó en defensa propia, sin embargo Koh cuenta en su haber delitos anteriores relacionados con las drogas y por agredir a la policía, mientras que Okigbo tiene nueve delitos que no han sido especificados.

Ya sea por cuestiones sentimentales o por celos profesionales, el asesinato de Harry Ozuka es una muestra de que en la industria del modelaje no todo son lujos.

Imágenes | Instagram

En Trendencias Hombre | Cinco claves para entender el éxito de las series de Netflix entre los millennials

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos