Publicidad

Un juego de niños hecho rutina fitness: el salto de cuerda como ejercicio completo

Un juego de niños hecho rutina fitness: el salto de cuerda como ejercicio completo
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Es increíble imaginar que un simple juego de niños puede convertirse en una perfecta rutina de ejercicio: saltar la cuerda ha pasado de ser un entretenimiento para los pequeños a convertirse en todo un ejercicio de culto entre quienes practican otras disciplinas como el boxeo o quienes simplemente gustan de sudar para mantener su peso a raya.

El salto de cuerda es un ejercicio complejo que involucra muchas de las partes del cuerpo: en primera, obviamente son las piernas las que juegan un papel principal en esta actividad y también los brazos, que son importantes para realizar este ejercicio a la perfección.

¿Por qué comenzar a saltar la cuerda?

Los que crecimos como hermanos mayores o hijos únicos sabremos que este juego era nuestra única compañía en la infancia, entonces: ¿por qué regresar a la soledad cuando puedes acercarte a un gimnasio? Porque es un ejercicio sencillo, fáciles de hacer y prácticamente gratis. Entre los beneficios que te brinda saltar la cuerda, está la mejora de tu circulación y respiración, lo que evita enfermedades cardiacas y complicaciones como las várices (porque sí, también se dan en los hombres).

La técnica infalible: brazos y pies sincronizados

Se ve fácil, pero se necesita más coordinación de la que crees: Para realizar este ejercicio correctamente coloca los pies abiertos a la altura de los hombros y los brazos en un ángulo similar al del tronco de tu cuerpo. Cundo saltes, procura que la cuerda toque el suelo para que puedas tener una referencia sonora de cuándo saltar, así mismo tensa tus brazos para que los bíceps trabajen al mimo tiempo que todo tu cuerpo.

Tu segunda primera vez: El ejercicio perfecto

Si, aunque te hayamos dicho que este ejercicio es sumamente sencillo, tiene diversas variantes en las que el grado de dificultad va creciendo conforme vayas dominando la cuerda, aquí te presentamos diversas rutinas de evolución para probar la funcionalidad de ese ejercicio.

  • Nivel básico: El ejercicio básico es prácticamente saltar la cuerda con ambos pies al mismo tiempo. Esta rutina hará que puedas adaptarte a tu propio ritmo de trabajo y dominar tiempos para practicar así tu concentración y equilibrio y pasar al siguiente nivel.
  • Nivel intermedio: El siguiente escalón en la pirámide de ejercicios con cuerda es alternar un salto con cada pie: esta rutina requiere más fuerza en las piernas y brazos, por lo que es más efectiva en la quema de calorías que salir a correr o andar en bicicleta. Puedes subir la intensidad del ejercicio si al saltar en lugar de flexionar tu pierna hacia atrás levantas la rodilla hacia adelante, trabajando así los glúteos y la parte baja del abdomen.
  • Nivel experto: En este nivel prácticamente tú decides cómo ir más allá en tu rutina: puedes alternar saltos cruzados o sumar muñequeras con peso para ejercitar más los brazos, al igual que aumentar la velocidad para mejorar tu resistencia.

Como verás nunca fue tan fácil estar en forma, ahora sólo necesitas ajustarte bien los tenis y hacrte de un espacio en tu rutina diaria para comenzar a ejercitarte.

Imágenes | Pixabay

En Trendencias Hombre | Haz de tu teléfono el mejor entrenador fitness con éstas infalibles apps

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios