Compartir
Publicidad

Si quieres un aumento de sueldo, te decimos cómo es que NO debes pedirlo

Si quieres un aumento de sueldo, te decimos cómo es que NO debes pedirlo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los objetivos de muchas personas para este nuevo año es el de crecer en el trabajo y ser mejores dentro del área profesional, ¿qué significa esto? Que mejores oportunidades de trabajo o incluso un ascenso es lo que muchos esperamos para este 2017, pero sabemos que, a diferencia de recompensas que pueden llegar por sí solas gracias a tu desempeño, hay algunas otras en las que es necesario intervenir para poder verlas realizadas, tal como es el caso de un aumento de sueldo.

Si llevas años trabajando en el mismo lugar, con el mismo puesto y el mismo salario desempeñándote de maravilla, quizá sea hora de alzar la voz ante tu jefe para hacerle saber que tu esfuerzo, empeño y horas extra necesitan ser recompensadas con algo más que una taza el día de tu cumpleaños. Si te has decidido a pedir un aumento que crees que te mereces, de decimos aquellos garrafales errores que debes evitar a la hora de estar cara a cara con tu superior.

Los problemas personales son solo tuyos

A tu jefe no le importa tu vida personal. Los problemas económicos en casa no son excusa para pedir un aumento de sueldo definitivo. Sólo ponte en el lugar de tu superior: ¿te convendría aumentarle el sueldo a alguien que necesita sólo salir de un apuro? Definitivamente no, si éste es tu caso lo mejor será pedir un préstamo en tu empresa a cuenta de nómina, así seguirás con tu trabajo normalmente, conseguirás liquidez económica y te evitas la pena de ser echado de la oficina de tu jefe.

Evita las situaciones embarazosas

Pensar que pedir un aumento a tu jefe ante todos los compañeros de oficina resultará exitoso es totalmente falso y una metida de pata. Las cuestiones laborales se resuelven dentro del área de trabajo, por lo que pedir una oportunidad de hablar dentro del horario de oficina le dará más seriedad a tu petición, porque si pensabas que tu jefe después de tomar varios tragos en la pasada fiesta de navidad te iba a sumar algunos ceros en el cheque, estás muy equivocado.

Deja las exigencias de lado

Muchos empleados comienzan su petición de aumento de sueldo con un “merezco” o “necesito”, sin saber que están cayendo en un gran error. Uno de los mejores consejos a la hora de arribar a tu jefe para este asunto es hablar sobre tus logros en tu trabajo y para la empresa: si has estado al frente de varios proyectos, puedes hacer gala de los resultados y beneficios para dar peso a tu valor como trabajador. ¿Cómo tocar el tema de un aumento de sueldo? Comienza con un pequeño currículum de logros en tu trabajo sin ser demasiado pretencioso, deja en claro tu participación en cada proyecto y lo que ello ha aportado a la empresa.

Cuando hayas establecido un diálogo de confianza con tu jefe, comenta que te gustaría crecer como persona y como empleado resaltando los aspectos positivos de tu labor y el área donde te desempeñas, y al momento de formular la petición de un aumento de sueldo puedes terminar tus argumentos dejando en claro que un aumento sería una gran motivación para seguir dando lo mejor de ti, pero no la única para continuar trabajando en ese lugar.

No esperes una respuesta inmediata

Salir de la oficina de tu jefe con una bolsa llena de dinero tras darse un fuerte apretón de manos no pasará. Si tu jefe te ha dado una respuesta positiva o evasiva sobre tu petición no debes desanimarte. Continúa con tu horario y rutina normal de trabajo (o esforzarte aún más) para convencer a tu jefe de que eres un miembro valioso para su equipo, así se dará cuenta de tu esfuerzo y quizá pronto logres tu objetivo de subir un escalón más en tu trabajo.

Imágenes | Pexels | Giphy

En Trendencias Hombre | 13 ideas sencillas y muy cool para hacerte tu primer tatuaje

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos