Compartir
Publicidad

LG Optimus G, la belleza como máximo exponente

LG Optimus G, la belleza como máximo exponente
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dicen que lo bueno se hace esperar, y no cabe duda de que el LG Optimus G se ha tomado su tiempo --más de medio año-- en ser comercializado en nuestro país, pero ahora que ha llegado, sabiendo que ya se ha quedado un paso atrás en cuanto a potencia, lo hace con la belleza como máximo exponente.

Y es que el LG Optimus G es un móvil realmente bonito, con unos acabados muy conseguidos y unas formas que siguen la línea de clásicos como el LG Prada. Pude comprobarlo en persona en Berlín, en un evento de LG unos días antes de su presentación en España, y hasta diría que las imágenes no le hacen justicia.

Características

LG Optimus G - 2

Tecnológicamente es muy similar al Nexus 4, aunque con algunas mejoras como la memoria interna. Está sólo un leve escalón por debajo del recientemente presentado Samsung Galaxy 4. Cuenta con un potente procesador --un Qualcomm Snapdragon S4 Pro APQ8064--, 2GB de RAM y 32 GB de memoria interna, aunque no dispone de ranura para micro SD, y una cámara de 13Mpx.

A pesar de que la pantalla de 4,7" no es Full HD, sino que se queda HD (1280x768), la densidad de píxeles (318ppi) y la calidad de su panel True HD IPS+ con tecnología Zerogap y protección Gorilla Glass 2, hace que se vea realmente bien. Al menos cuando lo probé, no eché de menos esos píxeles de resolución.

Diseño

LG Optimus G - 3

Como habréis podido imaginar por la diagonal de la pantalla, no se trata de un teléfono móvil especialmente pequeño, sino que sigue la moda habitual de poner a prueba el tamaño de nuestros bolsillos y de nuestras manos. Tampoco su diseño trata de ocultar su tamaño con formas redondeadas, sino que apuesta por la belleza y la abstracción de las formas puras y geométricas, y la vedad es que lo consigue.

A diferencia del S4, el LG es un bloque sólido, elegante, muy pulido estéticamente. No hay ranuras para baterías y la tarjeta SIM se debe insertar abriendo un pequeño compartimento como en el iPhone. Los materiales son de muy buena calidad, tanto en la parte trasera, a mitad camino entre el tacto del vidrio y el plástico, como en los bordes plateados que perfilan el frontal.

Me gusta especialmente el poco marco negro que queda entre la pantalla y el borde del teléfono, así como que las proporciones de ésta se acerquen al panorámico, quedándose en 15:9, y la integración de los botones táctiles de menú en la parte inferior, quedando ocultos cuando no los utilizamos, aunque este ya es un recurso habitual en otros teléfonos Android.

Entonces ¿Me lo compro?

LG Optimus G - 4

Bueno, todo depende. El LG Optimus G ha llegado un poco tarde al mercado y, como hemos dicho, va un poco a la zaga de sus competidores, sin ser especialmente barato. Su precio de salida es de 599 euros, 100 más que el HTC One X+, casi 200 más que el Samsung Galaxy 3 y 250 más que el Nexus 4 de 16GB.

Sin embargo, solo el Sony Xperia Z puede hacerle competencia en cuanto diseño --aunque me gusta más el LG-- y éste tiene un precio de venta muy similar, por lo que si lo que estás buscando un móvil Android con un diseño atractivo y una potencia a la altura --aunque no el tope de gama-- el LG Optimus G es una buena opción de compra.

En Xataka | LG Optimus G, análisis En Trendencias Hombre | Nuevo Samsung Galaxy S4, preparad vuestros bolsillos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio