Compartir
Publicidad
Publicidad
"Este año voy a hacer consumo responsable" y otras intenciones que nunca cumples cuando vas de Rebajas
Lifestyle

"Este año voy a hacer consumo responsable" y otras intenciones que nunca cumples cuando vas de Rebajas

Publicidad
Publicidad

Llegan las Rebajas y todos intenamos abordar el frenesí del descuento con la virginal buena intención del que acaba de hacerse propósitos para el año que recién ha comenzado. Las Rebajas son la primera prueba de fuego. Todos reflexionamos y acudimos a ellas con muchas buenas intenciones, procurando ser prácticos y ahorradores. Hasta que entramos en la primera tienda y todo el plan se desmorona.

1. "Este año no voy a ir los primeros días porque está lleno de gente y es un descontrol". Sin embargo, sin saber muy bien el motivo, el día 7 de enero el universo conspira y te hace estar en el momento adecuado en el lugar idóneo: Zara.

2. "Voy a aprovechar las Rebajas para conseguir un buen fondo de armario". Sabes que es un buen momento para hacerte con prendas básicas que, aunque luzcan menos, constituyen la base de muchos looks. Sin embargo, es ver el primer traje de chaqueta rebajado y, sin necesitar ninguno porque ya te compraste uno hace dos meses, vas y te lo compras. Y nunca más se supo de esos básicos con los que ibas a hacerte.

3. "Este año voy a hacer consumo responsable". Tienes de todo y te hace sentir culpable irte de tiendas teniendo el armario a reventar. Por eso te quieres limitar al pantalón que te hace falta y, como mucho, a unas deportivas para salir a correr. Pero, amigo mío, vuelves a casa con tickets que miden más de medio metro.

Ag095642 02

4. "No voy a gastar más de 100 euros". De hecho, tan convencido estás que acudes a las tiendas con ese dinero en metálico, sin más, aunque llevas la tarjeta de crédito por si acaso te surge algún imprevisto de vida o muerte. Y oye, no te paran de surgir imprevistos por todas las tiendas por las que pasas.

5. "Nada de nueva temporada, mi objetivo son los descuentos". Pero llegas a la tienda en cuestión y ves la parte de nueva temporada tan bien ordenada y expuesta que caes en la tentación y dejas lo rebajado para otro momento.

6. "Me voy a comprar esta camisa aunque me quede ajustada porque voy a empezar a hacer ejercicio y bajaré los excesos navideños". Jajaja. Es la mayor y más recurrente mentira que te dices a ti mismo para llevarte algo que te gusta sin que sea tu talla. Al final, nunca adelgazas y esa camisa se queda en el armario con la etiqueta puesta per saecula saeculorum.

7. "Voy a llevarme estas dos chaquetas porque no puedo decidirme por una, y luego en casa elijo con tiempo y devuelvo la que menos me convenza". Es un buen argumento para engañarte a ti mismo y explicarte por qué te llevas dos chaquetas que no necesitas. Qué pena que luego nunca encuentres un hueco para devolver una de las dos.

¿Te sientes identificado con alguno de estos propósitos que nunca cumples? ¿Se te nubla a ti también el raciocinio cuando se te pone por delante una buena oferta?

Foto | Twitter @lorentzoantunez

Foto | Cordon Press

En Trendencias Hombre | 15 propósitos de Año Nuevo que prometiste cumplir en 2015 y que no has cumplido

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos