Compartir
Publicidad
Publicidad

El enfriamiento después del ejercicio: ¿qué tan importante es y cómo hacerlo?

El enfriamiento después del ejercicio: ¿qué tan importante es y cómo hacerlo?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para quienes practicamos algún deporte, no hay mejor sensación que la de sentir el sudor en nuestro cuerpo como parte de una rutina y compromiso con nuestro cuerpo y nuestra salud, sin embargo el sudor no sólo significa que estás quemando grasa de forma correcta, sino que también es una señal de que tu cuerpo ha subido su temperatura a causa de tu esfuerzo y tu energía, por lo que un apropiado método de enfriamiento no sólo hará que te sientas mejor, sino que ayudará a tu rápida recuperación.

Como sabemos, el funcionamiento del cuerpo humano es como una máquina sofisticada muy sensible a los cambios en el exterior y en el interior, por lo tanto, regular la temperatura corporal después de una extenuante rutina d ejercicio para regresar a los niveles normales ayudará para evitar lesiones en los músculos de forma significativa.

Enfriamiento mediante la hidratación

Rehidratarse después de hacer ejercicio ayuda a equilibrar la presión osmótica, acelerar el metabolismo y por lo tanto transmitir eficazmente el calor corporal acumulado por todo el cuerpo. Sin embargo, este efecto de frescura al dar unos sorbos de agua helada no regulará tu temperatura por completo, es más: este método es más propicio para la generación de calor residual incluso después de hacer ejercicio y salir de la ducha, por lo que seguirás sudando.

Enfriamiento en la ducha

Si eres de los que corren a la ducha después de hacer ejercicio, tienes que saber que éste es uno de los grande errores al terminar tu rutina. Al trabajar las partes centrales del cuerpo (como abdomen o espalda) se genera una mayor transferencia de calor, por lo que se necesita un tiempo de espera para que descienda la temperatura. Además, en comparación con la gratificación momentánea del baño frío, una ducha caliente sería una mejor opción, ya que el agua fría puede provocar la dilatación capilar que genera micro lesiones en la piel.

Enfriamiento con métodos físicos

Ventiladores y aires acondicionados son elementos que podemos ver (o no) en los gimnasios para mantener una temperatura agradable, sin embargo reducir la temperatura del cuerpo demasiado rápido después del ejercicio no es recomendable debido a la disipación del calor. Para mantener tu temperatura controlada usa una toalla para limpiar el sudor, esto contribuye a la evaporación rápida del mismo y así facilitar y regular el calor de tu cuerpo.

Como verás, una buena rutina de ejercicio no sólo se complementa de ejercicios repetitivos y de constancia en los mismos, hay que prestar atención también a los cuidados después del ejercicio para prevenir lesiones y gozar de una buena actividad física.

Imágenes | Pixabay

En Trendencias Hombre | Cuida tu cabello: la guía perfecta para tratarlo como se debe en la ducha

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos