Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Celebrando? Evita la molesta resaca en estas fiestas con cuatro sencillos tips

¿Celebrando? Evita la molesta resaca en estas fiestas con cuatro sencillos tips
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las celebraciones de navidad y de fin de año traen consigo un exceso en la ingesta de alimentos y también de alcohol, misma que nos conduce a la terrible resaca al día siguiente, sin embargo, podemos evitar caer en ese malestar con cuatro consejos con los que podremos seguir brindando sin preocupaciones durante las festividades de Navidad y Año Nuevo.

Bebe mucha (pero mucha) agua

El alcohol por naturaleza es diurético, lo que quiere decir que deshidrata fácilmente a nuestro organismo a través de la pérdida de electrolitos mediante la orina, una forma de evitar la resaca es beber un vaso de agua entre cada vaso o copa de alcohol, así mantendrás al margen tus niveles de hidratación y evitarás la molestia de acaparar el baño continuamente durante toda la noche, y si te es posible, bebe agua también antes de ir a dormir para que tu hígado no resienta la falta de hidratación a causa del alcohol.

No bebas con el estómago vacío

¿Por qué es recomendable comer antes de ingerir bedidas alcohólicas? El alcohol puede ser absorbido directamente a través de la pared del estómago, lo que significa que se introduce en el torrente sanguíneo rápidamente. Comer antes de beber (cenar antes de salir con amigos o alternar alcohol y una comida) ayudará al estómago a ralentizar la absorción de alcohol en el torrente sanguíneo y mantener los niveles de azúcar en la sangre estables para evitar la resaca.

De preferencia, bebe 'claro'

¿A qué nos referimos? A que, aunque no lo creas, las bebidas alcohólicas oscuras conducen más rápido a los malestares de la resaca, esto es debido a los productos químicos de origen natural que forman parte de la bebida en cuestión por parte del añejamiento de la misma, es decir: a partir de la madera en que el alcohol se envejece, por ello, las bebidas añejas (tequila, whisky, etc.) harán más notorios los malestares de resaca a la mañana siguiente después de la fiesta.

Y después de la fiesta, ¿qué?

Si has leído este artículo después de una buena noche de juerga, también tenemos consejos para ti: si pudiste llegar a casa después de una gran fiesta y te has tirado en la cama sin poder dormir debes culpar al etanol, una sustancia que es conocida por perturbar la calidad del sueño, una consecuencia que forma parte de un círculo vicioso, ya que la mayor parte de la desintoxicación por alcohol se realiza mientras dormimos. En este caso es recomendable mantener una buena relación alcohol/horas de sueño, en la que podamos calcular cuánto tiempo en realidad podemos dormir y cuánto alcohol ingerir.

Uno de los grandes mitos acerca de la resaca es que beber alcohol después de la borrachera terminará con los malestares, pero no hay nada más falso: El alcohol sólo adormece el dolor de cabeza y la sensación de malestar, pero los síntomas siguen haciéndose presentes a largo plazo, para estas situaciones, atacar el dolor de cabeza con una taza de café (que contiene cafeína) o productos con azúcar (cereales o pan) ayudan a regular los niveles de glucosa en la sangre, aunque también es recomendable comer algo más sano como verduras y proteínas para hacer que nuestro organismo vuelva a la normalidad.

Imágenes | Pixabay | Giphy

En Trendencias Hombre | Tres cocteles con frutas, jugos y alcohol que (te prometemos) no te provocarán resaca

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio