Compartir
Publicidad
Vence el sedentarismo en tu oficina: sencillos ejercicios que puedes poner en práctica
Fitness

Vence el sedentarismo en tu oficina: sencillos ejercicios que puedes poner en práctica

Publicidad
Publicidad

El trabajo de oficina es hoy el predominante y el que nos obliga a pasar largo tiempo sentado, lo cual se traduce en un factor de riesgo para nuestra salud y esperanza de vida. Si queremos vencer el sedentarismo en la oficina, aun cuando trabajamos 8 horas diarias sentados, estos sencillos ejercicios pueden ayudarte a lograrlo.

Trabajar el cuerpo en la oficina o movernos en medio de la jornada laboral no sólo puede representar una ayuda para el cuidado de la línea y la salud, sino también para prevenir el estrés e incrementar la productividad en el trabajo.

Por eso, no hace falta que montemos un gimnasio al lado del ordenador para ponernos en marcha, sino que podemos trabajar con sencillos ejercicios como los que mostramos a continuación:

Estiramientos

Lo clásico para relajarnos y evitar tensiones musculares que posteriormente pueden pasarnos factura es realizar algunos estiramientos.

Su ejecución no sólo nos relajará y nos ayudará a evitar molestias en cervicales, lumbares u otras partes del cuerpo sino que también pueden beneficiarnos fuera de la oficina al ayudarnos a ganar flexibilidad, masa muscular, rendimiento físico y otros beneficios.

Oficina

Podemos girar la cabeza con el cuello erguido a un lado y a otro del cuerpo, así como asentir y elevar la cabeza repetidas veces de forma controlada, acentuando bien el gesto.

Estos y otros estiramientos podemos ejecutar en la oficina sentados o bien, de pie para cortar con el tiempo de silla que obligadamente tenemos que cumplir a causa del trabajo.

Ejercicios para el abdomen

Trabajar el abdomen sin equipamiento es sencillo, pero no cualquier ejercicio es apto para realizar en la oficina si no queremos llamar la atención de todos.

Aun sin movernos del lugar, sentados en la silla podemos colocarnos con la espalda erguida y contraer el abdomen demandando así el esfuerzo del transverso abdominal que se encuentra en lo más profundo de la zona media del cuerpo.

También podemos realizar L-sit apoyando las manos en la punta de la silla y despegando los glúteos de la misma mientras contraemos el abdomen para intentar estirar las piernas formando una "L" con nuestro cuerpo.

Otro movimiento sencillo es elevar los pies del suelo y con el tronco erguido sostener la posición para lo cual demandaremos del trabajo de la zona media del cuerpo.

Realizar flexoextensiones de tronco y piernas es otra opción así como realizar abdominales de pie si tenemos una oficina privada o nuestra oficina está montada en casa.

En este último caso también podríamos realizar isométricos como el plank y sus variantes u otros movimientos abdominales que no requieren equipamiento específico.

Escaleras

Movimientos para los brazos y piernas

Para trabajar las piernas y brazos podemos acudir a diferentes ejercicios de tipo isométrico.

Por ejemplo, para los brazos podemos unir ambas palmas de las manos frente al pecho, con codos flexionados, y presionar ambas empujando una a la otra y viceversa. Otra alternativa es sujetar un codo flexionado con la mano contraria y empujar con el codo hacia afuera. Estas y otras opciones son recomendables para los brazos.

Para las piernas podríamos trabajar elevando los talones con pies apoyados en el suelo como lo haríamos en máquina para trabajar gemelos, o bien, si tenemos espacio y privacidad podríamos realizar sentadillas, zancadas y otros movimientos sin equipamiento.

Los isométricos de los ejercicios antes mencionados también son buena alternativa, así como posturas de yoga que ayudan a trabajar las extremidades.

Caminar

Interrumpe tus horas sentado y quema calorías

Para cortar con el sedentarismo, además de realizar alguno de los ejercicios antes mencionados aptos para ejecutar en la oficina, podemos ponernos una alarma cada una hora para ponernos de pie simplemente y si podemos damos unos pasos.

Con este simple hecho estiraremos las piernas y cortaremos con el tiempo que pasamos sentado que representa un verdadero riesgo para la salud.

También podemos usar las escaleras en lugar del ascensor y desplazarnos en la oficina, en búsqueda de agua, al baño o simplemente para fotocopiar algo, saludar a alguien o pasar un recado.

Cualquier mínima actividad que nos vuelva más inquietos y que corte con las horas de silla será bienvenida para acabar con el sedentarismo en la oficina que tantos beneficios puede ofrecer.

Imagen | iStock y Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio