Compartir
Publicidad
Tres entrenamientos diferentes que puedes realizar en la piscina
Fitness

Tres entrenamientos diferentes que puedes realizar en la piscina

Publicidad
Publicidad

La piscina no es sólo para nadar: aunque esta actividad puede ofrecer muchas ventajas, puedes trabajar tu cuerpo de una manera diferente sin salir del agua durante las vacaciones. Os dejamos tres entrenamientos diferentes que puedes realizar en la piscina:

Quema grasas y trabaja tu abdomen en la piscina

Si tu objetivo es fortalecer la zona media del cuerpo también denominada core y trabajar otros músculos de manera tal que el entrenamiento te permita quemar grasas y calorías, esta rutina puede ser para ti.

Consiste en un circuito que realizaremos por tiempo: entre 1 y 2 minutos por intervalo y que ejecutaremos sin descanso entre ejercicio así como repetiremos dos veces antes de culminar el entrenamiento.

En el siguiente vídeo puedes ver los movimientos que se incluyen en esta rutina:


Los primeros movimientos se ejecutan apoyando la espalda alta y los antebrazos en el borde de la piscina: bicicleta para trabajar el abdomen tal como lo haríamos en el suelo, flutter kicks o aleteo de piernas y elevaciones de piernas ligeramente flexionadas debajo del agua de manera similar a como lo haríamos en paralelas o en suspensión en barra fija.

Le siguen a estos tres ejercicios dos minutos de nado a gran velocidad con el estilo que más nos agrade y después, saltos explosivos y saltos con rodillas al pecho.

Si un minuto de tiempo por intervalo nos resulta demasiado podemos reducir a 40 segundos la duración de cada uno de ellos y alternar los mismos por 20 segundos de descanso.

Entrenamiento para tonificar todo el cuerpo

Si te encuentras como principiante entrenando en la piscina y deseas tonificar todo el cuerpo mientras quemas calorías sin impacto, esta opción puede ser la adecuada para ti.

Con calentamiento incluido la rutina incorpora ejercicios para el tren inferior de tipo explosivo y también para tonificar músculos de piernas y brazos nadando con diferentes estilos pero usando sólo brazos o piernas en ellos. También añade dippings para trabajar pectorales y tríceps en el borde de la piscina de manera similar a como lo haríamos en paralelas, pero en el agua.

A continuación puedes ver la rutina completa:


Aunque en algunos movimientos se indica número de repeticiones, también podemos ejecutar los mismos por tiempo, a intervalos de entre 1 y 2 minutos o menos dependiendo del ejercicio.

Si lo deseamos, podemos repetir dos veces o más la rutina completa para extender el tiempo de entrenamiento y por supuesto, lograr más intensidad en el mismo.

Quema grasas bajo el agua

Nadando y realizando algunos otros ejercicios podemos quemar grasas de manera similar a como lo haríamos corriendo.

En este caso se propone una rutina tipo HIIT o a intervalos de alta intensidad: 60 segundos de trabajo intenso seguidos de 60 segundos de descanso antes de pasar al próximo movimiento que deberemos realizar tan rápido como sea posible, sin alterar la técnica del mismo.

En este entrenamiento se incluyen diferentes estilos de nado y dos ejercicios que podemos realizar bajo el agua como se muestra a continuación:


Son 8 intervalos en total que podemos reducir en tiempo o bien, reducir los tiempos de descanso entre ellos si buscamos más intensidad.

Con esta rutina trabajaremos todos los músculos del cuerpo al mismo tiempo y sobre todo, quemaremos grasas trabajando a intervalos de alta intensidad.

Ya vemos que no hay excusas para entrenar en verano, pues aun con mucho calor podemos mantenernos frescos y activos si trabajamos el cuerpo en la piscina.

Vídeo | Wyatt Garyk, DoMore Training Inc y James Evans.
Imagen | Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio