Compartir
Publicidad
Trabaja tus pectorales en casa, con sillas y toallas como único equipamiento
Fitness

Trabaja tus pectorales en casa, con sillas y toallas como único equipamiento

Publicidad
Publicidad

Si quieres lograr un pecho digno de admiración y marcar pectorales con un trabajo intenso pero te encuentras lejos del gimnasio o has decidido apuntarte al entrenamiento casero, hoy te mostramos algunos ejercicios para trabajar pectorales en casa con sillas y toallas como único equipamiento.

Tomad nota de los siguientes ejercicios:

Fondos entre sillas

Para imitar el clásico fondo de pectoral que podemos hacer en paralelas, usaremos en casa dos sillas o bancos altos, para apoyar nuestras manos en los mismos y desde allí ejecutar los fondos.

Comenzaremos colocando las sillas con los respaldos paralelos entre sí, enfrentados y separados del ancho de nuestros hombros, o con dos bancos altos en igual posición. Apoyaremos ambas manos en los respaldos o en los bancos y daremos un paso atrás de manera de depositar todo el peso del cuerpo sobre los brazos y el pecho.

Allí, iniciamos el movimiento realizando una flexión de brazos para descender todo el peso del cuerpo y volverlo a elevar de manera controlada y lenta, siempre contrayendo el pectoral y los brazos para ello.

Si tenemos bancos o sillas muy estables y pesadas, podemos arriesgarnos más y elevar los pies mediante una flexión de rodillas para realizar los fondos con todo el cuerpo en suspensión como lo haríamos en paralelas.

Flexiones de todo tipo

Las flexiones de brazos son el mejor ejercicio que podemos realizar en casa para trabajar el pecho pero lo recomendable es emplear diversos tipos de flexiones con el objetivo de desafiar nuestros músculos, tener variedad en la rutina y así, lograr un completo y efectivo trabajo para desarrollar pectorales.

Una vez que logramos una buena técnica en la clásica flexión de brazos, podemos probar diferentes tipos de flexiones tales como las flexiones declinadas para lo cual apoyaremos los pies sobre una silla o inclinadas para lo cual apoyaremos los brazos en la silla y los pies en el suelo.

Flexion

También podemos ejecutar flexiones con palmadas o clapping push ups que resulta muy exigentes por lo que sólo se recomiendan para personas con cierto nivel de entrenamiento, o flexiones diamante o diamond push ups que consisten en colocar las manos en el suelo uniendo el dedo pulgar e índice para formar un diamante.

Otra opción es realizar flexiones con movimiento, como las spartan push ups o flexiones espartanas, o bien, desplazándonos con un salto o moviendo los brazos con cada flexión.

Aperturas o flys con toallas

Para ejecutar este movimiento que consiste en realizar una apertura de brazos en el suelo en posición de flexión de brazos, necesitaremos dos toallas o trapos sobre los cuales apoyaremos las manos en el suelo.

Si la superficie es suave y las toallas o trapos resbalan fácilmente el ejercicio será mucho más efectivo, pues tendremos más inestabilidad y más deberemos contraer los músculos para no caernos al suelo.

Comenzaremos colocándonos con las palmas de la manos sobre las toallas en el suelo, separadas del ancho de los hombros, y los pies juntos en posición de flexión de brazos, con todo el cuerpo alineado de pies a cabeza.

Desde allí, debemos separar las manos y realizar una apertura para que el pecho descienda hacia al suelo hasta casi rozar el mismo, y después, volver a acercar las manos desplazando las toallas.

Con este ejercicio trabajaremos intensamente el pectoral y los brazos tanto al descender el pecho y controlar la bajada para no caernos como al elevar el mismo mediante la unión de los brazos nuevamente.

En el siguiente vídeo puedes ver el ejercicio con barras para que os deis una idea de cómo se ejecuta el movimiento:


Isométricos

Para trabajar pectorales sin ningún tipo de equipamiento, podemos ejecutar diferentes ejercicios isométricos usando únicamente nuestros brazos.

Por ejemplo, podemos unir las palmas de las manos frente al pecho, con los codos flexionados y empujar ambas manos entre sí, sostener la presión unos segundos, aflojar y repetir unas tres o cuatro veces por 15 a 20 segundos, para trabajar pectoral.

También podemos sujetar con una mano el codo contrario que se encontrará flexionado e intentar empujar con el codo la mano hacia afuera mientras la mano realiza el movimiento contrario.

Otra opción es realizar tijeras horizontales, elevando los brazos con una ligera flexión de codos hasta que queden paralelos al suelo y desde allí realizar tijeras cruzando los brazos en tensión por delante del pecho.

Ya vemos que no resulta difícil trabajar pectorales en casa con equipamiento que todos podemos tener, por lo tanto, no hay excusas para lograr un pecho de acero fuera del gimnasio. ¿Te animas a intentarlo?

Vídeo | GymPaws
En Trendencias Hombre | Cuatro originales ejercicios para lograr un pectoral de acero
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio