Compartir
Publicidad
Trabaja intensamente tus músculos realizando L- sit
Fitness

Trabaja intensamente tus músculos realizando L- sit

Publicidad
Publicidad

Entre los isométricos menos usados en las rutinas habituales se encuentra el L-sit, un ejercicio que permite trabajar intensamente diferentes músculos del cuerpo y que a continuación describiremos.

Cómo realizar L- sit

El L-sit o isométrico en L, consiste básicamente en colocar todo el cuerpo en forma de "L", apoyando en el suelo o sobre paralelas las palmas de las manos, siendo éstas el único punto de apoyo del cuerpo.

Para comenzar, debemos colocarnos en medio de las barras paralelas y sujetar las mismas, una con cada mano, de manera que las palmas queden dirigidas hacia abajo.

Desde allí, empujamos con ambas manos de manera de extender los brazos, elevar el torso erguido y con la vista al frente. Al mismo tiempo, extendemos las piernas para llevar los pies hacia adelante, con el objetivo de formar con el cuerpo una "L" y que las piernas queden paralelas al suelo.

Mantenemos la posición por unos segundos contrayendo para ello el abdomen que nos permitirá mantener las piernas elevadas.

También se puede realizar en el suelo despegando apenas el cuerpo del mismo o bien, entre dos cajones, mesas u otros objetos fijos que no se muevan cuando nos apoyemos sobre estos.

En el siguiente vídeo puedes ver su ejecución:


Con este ejercicio, se trabaja no sólo abdominales sino también músculos de los brazos, hombros y espalda como trapecios, deltoides y tríceps, y también del tren inferior como cuádriceps y femorales.

Además de ganar fuerza, podemos con este movimiento mejorar músculos estabilizadores y por ello, optimizar nuestra postura corporal.

Las posibles variaciones del L- sit

Una vez que hemos desarrollado una técnica adecuada, podemos acudir a algunas variantes del L-sit que resultarán más intensas y por lo tanto, más provechosas para trabajar diferentes músculos del cuerpo al mismo tiempo.

Por ejemplo, podemos desarrollar L- sit sobre superficies inestables como puede ser sobre anillas o bien sobre dos fitballs o pelotas suizas.

También podemos adoptar la postura del L-sit al realizar por ejemplo una dominada, intensificando en este caso el trabajo de músculos de la espalda, brazos y hombros pero no dejando de solicitar la contracción de músculos de la zona media del cuerpo y del tren inferior.

Otra alternativa es sumar movimiento a la realización del L-sit, por ejemplo, ejecutando un aleteo de piernas como en el flutter kicks o llevando las rodillas al pecho entre otras variantes que se muestran a continuación y que resultan realmente desafiantes:


No olvidemos que el L-sit es un ejercicio intenso, que requiere de mucha fuerza y coordinación así como de una técnica correcta para sacar provecho al mismo. Por lo tanto, recomendamos avanzar poco a poco en su realización y posterior a ello, acudir a algunas variantes del mismo.

Vídeo | Surpassing Gravity y Calisthenics Training
Imagen | Wikimedia Commons

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio