Compartir
Publicidad

Sácale el mayor provecho a tus entrenamientos de bíceps y tríceps

Sácale el mayor provecho a tus entrenamientos de bíceps y tríceps
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Creo que cuando os digo que muchas de las veces que acudimos al gimnasio lo hacemos con vistas a conseguir un mejor aspecto estético y que en ello está incluído el abdomen y los brazos, no os estoy contando nada nuevo. La idea de conseguir unos brazos con mayor volumen y en el que los músculos queden bien definidos, es uno de los objetivos primordiales de muchos de nosotros, aunque no sea sólo por una cuestión de belleza sino también para aumentar la fuerza o incluso ganar peso.

También es cierto que, dependiendo del gimnasio al que acudamos o de lo que hayamos leído nosotros o nuestro entrenador personal, en las rutinas de trabajo podremos ver como el mismo día se ejercitan los dos músculos principales del brazo, los bíceps y los tríceps, o por el contrario se separan en dos sesiones distintas para no sobrecargar el brazos y mejorar su efectividad. Pues bien, si no conseguimos aumentar nuestra masa muscular o el volumen del brazo, creedme que es muy probable que no se deba a este hecho sino más bien a un incorrecto ejercicio de los mismos que, todo sea dicho, tiene fácil arreglo.

Biceps

Habitualmente nos machacamos con ejercicios duros que lo único que hacen es cansarnos sin apenas obtener rendimiento del trabajo que hemos realizado. Con ello conseguimos perder efectividad y además, si no tenemos cuidado, podremos lesionarnos con las consiguientes repercusiones con eso tenga. También es cierto que la genética cumple un papel primordial, porque con el mismo entrenamiento que nosotros realizamos, otra persona puede llegar hasta a duplicar el volumen.

El problema de estos dos músculos radica en que son bastante antagónicos, pues uno se encuentra en la parte delantera del brazo y otro se encuentra en la trasera por lo que si queremos entrenarlos al mismo tiempo con un solo ejercicio, nos será tremendamente complicado de realizar por no decir imposible.

Es por ello que cada uno requiere unos ejercicios y un entrenamiento específico en el que los dos se ejerciten por igual para estar igual de trabajados y de desarrollados y evitar desequilibrios que pueden derivar en lesiones u otro tipo de problemas.

biceps

Lo de trabajar ambos músculos en un mismo día de gimnasio, personalmente yo no soy bastante partidario de ello aunque en estos casos creo que lo mejor sería seguir la técnica de ensayo-error e ir probando a ver como avanza la rutina. Entrenamos el mismo día, vemos si hemos ganado algunos centrímetros y probamos por separado, sopesando que entrenamiento nos favorece más a nosotros (ya que muchas veces se convierte en algo personal) y aplicarlo en consecuencia.

Lo que debemos evitar a toda costa, independientemente de como nos dividamos las rutinas de ejercicios, es cansar al músculo con interminables sesiones de entrenamiento sin conseguir los resultados deseados. Creo haberos dicho muchas veces que, sin llamarse efecto memoria, al músculo le pasa algo parecido y en cuanto se habitúa a un tipo de ejercicio, deja de perder efectividad y de sernos últil, por lo que debemos sorprenderle con nuevas rutinas, nuevos ejercicios para así poder aumentar el efecto del entrenamiento.

biceps

La clave de un desarrollo alto de los bíceps y tríceps está en el orden en el que ejecutemos los ejercicios del tren superior. Lo ideal es que el bíceps se entrene justo después de haber trabajado el dorsal, y el tríceps después de haber entrenado pectoral.

Además, lo ideal sería realizar dos ejercicios propios con una intensidad alta pero, antes de efectuarlos, realizar un pre-entrenamiento de forma indirecta a través de ejercicios que van dirigidos a otro grupo muscular. Es decir, el tríceps lo entrenaremos con los ejercicios de pecho, y el bíceps con los que trabajan dorsal.

¿Qué conseguimos con esto? Pues pre-entrenar al músculo con una intensidad inferior y de manera indirecta para después atacarle de lleno con ejercicios específicos para cada uno de ellos y conseguir así un ejercicio más variado en el que evitamos las sobrecargas y las tensiones innecesarias y además conseguimos dos puntos de vista distintos desde el que poder ejercitarlos, ya que tenemos que tener en cuenta que al ser un músculo pequeño, no sirve de nada agotarlo pues con el sobresfuerzo evitamos el crecimiento y la recuperación muscular.

En Mensencia | Consigue en pocos meses unos bíceps más fuertes Foto | stefanpinto, 50012783@N03, mygymworkout

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos