Compartir
Publicidad
¿Qué tipo de cuerpo tienes?
Fitness

¿Qué tipo de cuerpo tienes?

Publicidad
Publicidad

Para sacarle mayor provecho a los cuidados que aplicas sobre tu cuerpo y entrenar o alimentarte en función de tu fisonomía, es fundamental saber el tipo de cuerpo que tienes o lo que es igual, saber a qué somatotipo perteneces.

¿Qué es el somatotipo?

El somatotipo hace referencia al perfil de cada persona, teniendo en cuenta entre otras cosas, sus proporciones, su forma física y en definitiva, el tipo de cuerpo que se presenta, condicionado mayoritariamente, por factores genéticos.

Aunque ninguna persona pertenece a un somatotipo de forma pura, es decir, no puede ser de tal o cual forma exactamente, todos tendemos a tener más similitud con uno de los tres modelos que describen la forma física o el tipo de cuerpo.

En función del somatotipo, se puede establecer un entrenamiento y una dieta adaptada al mismo y que resulte funcional a cada tipo de cuerpo para obtener mayores resultados.

Es decir, si eres de los que come, come y no logra aumentar masa muscular o si por el contrario, engordas fácilmente y te resulta complejo adelgazar, debes saber qué tipo de cuerpo tienes para después conseguir con éxito los objetivos que deseas.

Cuerpo2

Diferentes tipos de cuerpo

En función de diferentes mediciones corporales o determinadas características fácilmente identificables, podemos pertenecer predominantemente a alguno de los siguientes somatotipos:

  • Endomorfos: de contextura ósea grande, con hombros anchos y cadera prominente. De apariencia fuerte y con gran facilidad para ganar masa muscular aunque también, con gran tendencia a almacenar grasas.
  • Mesomorfos: de cuerpo esbelto y fisonomía natural en forma de V, con cintura estrecha y hombros más anchos. Ganan masa muscular con facilidad y no tienden a almacenar grasas, por lo que tienden a tener un cuerpo equilibrado y deseado por todos.
  • Ectomorfos: de apariencia débil y contextura ósea de gran longitud pero escaso grosor o fortaleza. Se ven débiles o muy delgados. Les es difícil ganar masa muscular y también coger peso o grasa corporal.

Cada tipo de cuerpo se ha correlacionado con rasgos de la personalidad, por ejemplo, se asocia a los endomorfos con personas de buen carácter, tranquilos y quizá, un poco perezosos, mientras que los mesomorfos son vistos como personas trabajadoras y populares y los ectomorfos se visualizan como personas inteligentes pero miedosas.

Aunque no todo debe coincidir, puedes observarte frente a un espejo, pensar en si tienes facilidad para aumentar de peso o si por el contrario, tiendes a perder kilos con facilidad, y así, determinar que tipo de cuerpo predomina en ti.

Cuerpo3

Adapta tu dieta y tu entreno a tu somatotipo

Una vez que conoces a qué tipo de somatotipo perteneces o qué tipo de cuerpo tienes, puedes adaptar mejor tu dieta y tu entrenamiento al mismo y así, obtener mayores y mejores resultados.

Es decir, si eres ectomorfo puedes aprovechar tu altura, tus extremidades largas y tu cuerpo liviano para dedicarte a deportes de resistencia, como por ejemplo: correr maratones. Debes focalizarte en comer con frecuencia, sano y concentrado en calorías y en entrenar tus músculos con regularidad para conseguir un buen tono muscular o incrementar levemente la masa de tu cuerpo.

Si eres mesomorfo sólo debes cuidar lo que la naturaleza te ha dado, llevando una alimentación equilibrada y entrenando con regularidad en el deporte que más te agrade, mientras que si eres endomorfo debes controlar mucho más lo que comes e intentar incrementar la frecuencia así como la intensidad de tu entreno para conseguir perder grasa e incrementar masa muscular.

Ya veis cómo en función de tu estructura física debes adecuar tu entrenamiento y tu dieta para así, obtener mejores resultados, pues la naturaleza nos ha dotado de un cuerpo y sólo conociéndolo en profundidad podrás moldearlo a tu gusto.

Aprovecha al máximo tu entrenamiento y tu dieta e identifica qué tipo de cuerpo tienes para lograrlo.

Bibliografía consultada | Evolutionary Psychology Journal y William Sheldon. The Varieties of Human Physique: An Introduction to Constitutional Psychology. New York: Harper, 1940
En Trendencias Hombre | Reglas de estilo: cómo vestir según tu complexión
Imagen | Maggie Levesque, Puparazzi Photography y Paola Kizette Cimenti

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos