Compartir
Publicidad
Propósito para el nuevo curso: sumarte al ciclismo para estar en forma
Fitness

Propósito para el nuevo curso: sumarte al ciclismo para estar en forma

Publicidad
Publicidad

No sólo con el inicio de cada año podemos renovar esperanzas y objetivos, sino que el comienzo de un nuevo curso puede ser el momento ideal para crear buenos hábitos y ponernos en forma. Así, con este nuevo curso proponemos un nuevo propósito que conllevará grandes beneficios: sumarte al ciclismo.

Ya sea como deporte, recreación o medio de transporte urbano, el ciclismo puede ofrecer grandes ventajas a tu organismo y ser la clave para perder los kilos de más, tonificar tu cuerpo o ganar rendimiento y mejorar tu desempeño en la disciplina deportiva que ya practicas, por lo tanto, sumarte a la bicicleta puede ser un valioso y muy versátil recurso.

Bici: de montaña, urbana, carretera u otras

Dependiendo del uso que le queramos dar a nuestra bici escogeremos una opción u otra, por ello, resulta indispensable tener en cuenta dónde nos vamos a mover, y cuál es el objetivo que tendremos para con su uso.

Aunque el fin último sea ponernos en forma, podemos escoger una bici urbana para pedalear como medio de transporte en reemplazo de un automóvil por ejemplo, o bien, emplearla para entrenar pero en carretera, o en montaña.

También podemos decidirnos por una bicicleta que el día de mañana nos permita competir, más deportiva y acondicionada para tal fin.

1366 2000 9

Por otro lado, podemos comprar bicicletas plegables, con función eléctrica también y demás características. Sea cual sea la bici escogida lo importante es que nos resulte cómoda para el uso que pensamos darle, porque más allá del ejemplar que compremos, con todas pedalearemos y ello nos permitirá sacarle provecho al momento de ponernos en forma.

Las ventajas del uso de la bici

Si te apuntas a este propósito para el nuevo curso y decides usar la bicicleta para ponerte en forma, ya sea cambiando transporte pasivo por la misma, o entrenando sobre dos ruedas, sin duda notarás sus grandes beneficios.

El uso de la bici en primer lugar supone la activación de diferentes músculos del cuerpo, pues más allá del tren inferior, los brazos y el abdomen también participan. Así, ganarás tonicidad y quemarás calorías, mientras incentivas la circulación sanguínea y ganas resistencia.

Todo esto se traduce en un mejor rendimiento físico pero también en mejoras estéticas propias de este tipo de actividad.

Por otro lado, también tendrás ventajas a nivel cognitivo y emocional, ya que en bicicleta puedas recorrer diferentes espacios en medio de la naturaleza algo que sin duda relaja y ayuda a reducir el estrés. Pero también, no dependerás del tráfico en la ciudad, o del transporte público para llegar a un destino específico. Si usas la bici como medio de transporte, será muy previsible tu tiempo de recorrido y así también quitarás estrés.

1366 2000 7

A nivel económico también disfrutarás de ventajas ya que sin duda la bici es una inversión que se amortiza fácilmente, al permitirte ahorrar en combustible, pasajes de autobús y demás.

Y lo mejor, no sólo estarás disfrutando de beneficios tú sino también la sociedad, ya que la bici es un medio de transporte ecológico y que evita contaminación tanto atmosférica como sonora. Asimismo, reduce las posibilidades de que el transporte público se congestione en horas pico.

Por último, para que no queden dudas de que la bici es una excelente opción para ponernos en forma y cuidar la salud, debes saber que una investigación publicada hace un par de años atrás concluyó que por cada 75 minutos semanales sobre la bicicleta podemos sumar 6 meses de vida.

Aprovecha tu bici para ponerte en forma

Para lograr el propósito de este nuevo curso y ponernos en forma con ayuda de la bicicleta, proponemos alguna de las siguientes alternativas:

  • Cambiar transporte público por bicicleta o bien, combinar ambas opciones empleando para ello bicis urbanas disponibles en diferentes puntos de la ciudad, ya que con sólo 15 minutos diarios en bicicleta podemos hacer una diferencia.
  • Practicar turismo pedaleando, esto es, sumar a la actividad que ya realices la bicicleta como recurso para conocer nuevos espacios de tu ciudad o bien, para recorrer nuevas ciudades haciendo turismo.
  • Entrenar pedaleando, para lo cual puedes escoger el ciclismo de montaña o de carretera. Ambas opciones permiten diferentes tipos de entrenamiento: de larga duración a ritmo constante o incluso, una rutina a intervalos de alta intensidad (pedaleando a máxima velocidad) para quemar grasas.

Ninguna de estas alternativas es incompatible con el gimnasio o con la actividad física que ya realizas, pues como hemos dicho, la bicicleta admite millones de usos y todas representan beneficios para tu salud ayudándote a lograr el cuerpo en forma que siempre has deseado.

Bibliografía consultada | Am J Public Health. Published online ahead of print June 11, 2015: e1–e3.doi:10.2105/AJPH.2015.302724
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio