Compartir
Publicidad
Lo que no debes hacer al entrenar abdominales
Fitness

Lo que no debes hacer al entrenar abdominales

Publicidad
Publicidad

Todos solemos desear un abdomen plano y marcado, por ello, en ninguna rutina o entrenamiento faltan los ejercicios para esta zona del cuerpo. Sin embargo, para que logremos un trabajo efectivo que nos conduzca a los resultados que deseamos, a continuación te contamos lo que NO debes hacer al entrenar abdominales.

Perfecciona tu entrenamiento abdominal

Muchas veces hemos escuchado contar un gran número de abdominales que se realizan con el objetivo último de tonificar la zona y marcar cada músculo del centro del cuerpo, sin embargo, no porque realicemos 100 abdominales diarios estamos garantizando resultados, sino que mucho depende de otros factores que influyen en nuestro entrenamiento.

Es decir, la técnica de ejecución, los ejercicios que realizamos y otros pilares del entrenamiento como el descanso y la alimentación, también son responsables de que veamos o no la tan deseada tableta de chocolate.

Por ello, si quieres lograr el abdomen fuerte y plano que tanto has deseado, quizá debes concentrarte menos en la cantidad de abdominales que realizas y más en perfeccionar tu entrenamiento para obtener resultados.

Abs2

Lo que NO debes hacer al entrenar abdominales

Para que tengas en cuenta de ahora en más cada vez que entrenes tu abdomen, os nombramos lo que NO debes hacer:

  • Realizar los ejercicios a gran velocidad, pues como dijimos anteriormente, trabajando lento podemos lograr mayores resultados, al controlar en todo momento el movimiento y así, concentrar la fuerza en el abdomen. Así, por ejemplo, recuerda subir lento el tronco al realizar las clásicas elevaciones de tronco, y también descender el mismo lentamente, sin "dejar caer" el torso, mediante la contracción del abdomen.
  • Tirar del cuello o impulsarnos. Si debemos hacer un ejercicio que consiste en la elevación de las piernas, lo mejor es no impulsarnos ni balancearnos, y si debemos colocar las manos tras la nuca, no debemos tirar el cuello, no sólo para prevenir lesiones, sino también, para que no "ayudemos" al abdomen a concretar el ejercicio sino por el contrario, depositemos toda la carga en los músculos de la zona media del cuerpo.
  • Trabajar todos los días el abdomen, ya que al igual que otros músculos, requiere descanso para su correcta recuperación y posterior desarrollo, entonces, si quieres que tus músculos abdominales se fortalezcan, mejor no trabajarlos a diario, sino idealmente, en días alternos.
  • Utilizar sólo 2 o 3 ejercicios, pues aunque los movimientos que utilices sean muy efectivos e intensos, siempre es recomendable para lograr un trabajo integral, sin riesgos de lesiones por sobreesfuerzo o repetición y efectivo, variar los ejercicios que utilizamos, de manera de trabajar todos los músculos y desafiarlos con tareas diferentes e innovadoras.

  • Abs3
  • Arquear la espalda al realizar abdominales puede ser un grave error, pues en estos ejercicios, la espalda debe estar redondeada cuando realizamos elevaciones de tronco y cuando movilizamos las piernas, siempre la espalda debe estar en su totalidad apoyada sobre el suelo, de manera de no dañar la columna y de solicitar únicamente el esfuerzo del abdomen para su ejecución.
  • Trabajar sólo los músculos visibles, es decir, recto abdominal y oblicuos, y olvidarnos del transverso abdominal que si bien no es un músculo visible, es el que en mayor medida contribuye con un abdomen plano y saludable como explicamos anteriormente.
  • Trabajar siempre a baja intensidad es un error muy extendido, pues como dijimos antes, generalmente nos concentramos en la cantidad y no en la calidad, pero para obtener resultados siempre es mejor trabajar más intenso aunque debamos reducir las repeticiones de cada ejercicio. Para mayor intensidad, podemos acudir a los isométricos, a abdominales sobre superficies intestables y demás ejercicios desafiantes para tu abdomen.

Éstas son las principales cosas que NO debes hacer al entrenar el abdomen si quieres obtener resultados seguros y visibles ante los ojos de todos.

Por supuesto, como siempre decimos, además del entrenamiento, el descanso y la alimentación son de gran importancia para tener un abdomen plano, por ello, no cometas el error de no descansar o de llevar una dieta de mala calidad, pues si quieres efectividad en tu esfuerzo, lo mejor es avanzar de la mano de estos tres pilares antes dichos.

Asimismo, otro error frecuente que no debes cometer al entrenar tu abdomen es olvidar los aeróbicos, que te permitirán quemar grasas y dejar al descubierto los músculos de tu zona media, permitiéndote lucir el tronco fuerte y tonificado que siempre has deseado.

Ya sabes, si quieres obtener más resultados, mejor reducir la cantidad y centrarte en la calidad de tu trabajo, pues sólo de esta forma y recordando lo que NO debes hacer al entrenar abdominales podrás lograr el objetivo de tener un abdomen marcado.

En Trendencias Hombre | ¿Sabes hacer correctamente los abdominales?
En Trendencias Hombre | Consejos para entrenar adecuadamente el abdomen
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio