Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Hacer abdominales mientras trabajamos con el ordenador? Sí, es posible

¿Hacer abdominales mientras trabajamos con el ordenador? Sí, es posible
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguramente seáis (y seamos) muchos los que nos pasamos horas y horas delante del ordenador dándole a la tecla y con ganas de que lleguen las siete o las ocho de la tarde para poder salir a correr un poco, al gimnasio o donde quiera que nos hayamos apuntado para estar en forma.

Pero lo que sí que es cierto es que, aunque siendo menos efectivo que la tabla de ejercicios que nos pone nuestro monitor, existen una serie de rutinas que podemos hacer mientras estamos sentados en la silla que fortalecerán nuestros abdominales y trabajarán la zona ¿Queréis saber cuáles son?

650_1000_torso-musculoso.jpg

La clave es sencilla y tiene nombre: contracciones isométricas o estáticas que, como su propio nombre indica, es cuando el músculo desarrolla tensión sin sufrir acortamiento; es decir, el músculo desarrolla tensión, pero no hay alteración en su longitud exterior o en el ángulo de la articulación en que ese músculo actúa. Por poner un ejemplo, es cuando se carga una canasta de compras, los músculos están en tensión, pero estáticos.

desk.jpg

¿Qué ejercicios podemos hacer? Pues lo primero que tendremos que hacer es situarnos en posición correcta delante del ordenador, séase espalda recta y piernas a 90 grados, y concentrarnos en contraer los abdominales. Seguiremos tecleando y a nuestras labores habituales y mantendremos la contracción unos 15-20 segundos para después descansar un par de minutos más y volver al ataque. En las contracciones isométricas no hay movimiento, pero el músculo está trabajando igualmente y eso queridos amigos, se acaba notando.

Sí que es cierto que la respiración la tenemos que hacer un tanto forzada, pero como estamos sentados no será una cuestión vital y aunque resultará un tanto extraño, se puede llevar a cabo. Repeticiones durante 15-30 minutos aproximadamente y creedme que se acaba notando, que uno se levanta de la mesa y tiene la tripa que parece una roca.

468360625.jpg

¿Problemas? Pues aparte de que vuestro jefe os pregunte a santo de qué ponéis cara de estreñidos cada vez que pasa delante vuestra (lo cual puede tener múltiples respuestas y la de los abdominales ser la excusa perfecta...), que tampoco es la panacea de los sedentarios. Obviamente hace falta combinarlos con ejercicios dinámicos e isotónicos (cardiovasculares) si lo que queremos es mejorar el resultado pero, a falta de pan... siempre vienen bien estos ejercicios.

Como siempre ocurre con este tipo de ejercicios, destacar que si no conseguimos eliminar la grasa o tejido adiposo que se encuentra sobre nuestros abdominales, no conseguiremos que estos se marquen o destaquen. Este no es un ejercicio para quemar grasa sino para definir y tonificar el abdomen. La mejor manera por tanto para conseguir un resultado visible, es combinarlo con un poco de cardio para poder quemar esa grasa que nos sobra.

¿Y mientras se apaga el ordenador?

absrutina.jpg

Mientras esperamos que el ordenador se apague o se encienda, también tenemos otras opciones a llevar a cabo. Sentándonos en el borde del asiento y echando el tronco hacia atrás de forma que la parte alta de la espalada quede ligeramente apoyada en el respaldo del asiento.

Tensamos el core (En anatomía el core se refiere a su definición más general al cuerpo menos las piernas y los brazos) y hacemos elevaciones cortas con la pierna derecha. Mismo procedimiento con la pierna izquierda y así durante 10 repeticiones con cada extremidad y... ¡Voilá! Qué mejor manera de sacarle partido a nuestros tiempos de espera.

Fotos | Thinstock
En Trendencias Hombre | El metrosexual da paso a un nuevo tipo de hombre: el spornosexual

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos