Compartir
Publicidad
Este verano logra un abdomen de acero entrenando en la piscina
Fitness

Este verano logra un abdomen de acero entrenando en la piscina

Publicidad
Publicidad

En la variedad está el progreso y por ello, si quieres lograr un abdomen de acero de cara al verano o durante el mismo, hoy te proponemos alejarte de la colchoneta y las máquinas y entrenar en la piscina con originales ejercicios para ejecutar en el agua.

Usando el agua como resistencia a algunos movimientos podemos lograr intensos ejercicios para trabajar la zona media del cuerpo involucrando no sólo músculos abdominales sino también, de la espalda baja, brazos y piernas.

Si tu piscina cuenta con gradas, escaleras tendrás más opciones de entrenamiento, sin embargo, con tu cuerpo y el agua únicamente lograr grandes resultados con los siguientes ejercicios abdominales:

Entrena tu abdomen en la piscina

Sentado en un escalón de las gradas de la piscina o con la espalda alta y los brazos apoyados en el borde de la misma, debes dejar las piernas en suspensión para realizar los siguientes movimientos:

  • Aleteo de piernas: con las piernas extendidas frente al torso y perpendiculares al mismo, realizamos un aleteo subiendo y bajando alternadamente las piernas.
  • Elevaciones de rodillas al pecho: tal como lo haríamos en paralela podemos llevar las rodillas al pecho mientras nos encontramos en suspensión para trabajar sobre todo el recto mayor del abdomen.
  • Extensiones de piernas: comenzando con las rodillas flexionadas a 90 grados y perpendiculares el tronco podemos realizar una extensión de las mismas para trabajar recto mayor del abdomen, sobre todo la porción subumbilical del mismo.
  • Cruce alterno de piernas: como solemos hacer en el suelo, podemos hacerlo con el cuerpo suspendido en el agua para trabajar recto mayor del abdomen sobre todo y en menor medida oblicuos.
  • Pedaleo: semejando el gesto de una bicicleta podemos pedalaear con las piernas bajo el agua para trabajar recto mayor del abdomen y oblicuos mientras vencemos la resistencia que ofrece el agua.
  • Aperturas y cierres de piernas: para trabajar además del abdomen que nos estabilizará mientras movemos las piernas bajo el agua, abductores y aductores, podemos realizar la apertura y el seguido cierre de piernas.
  • Círculos con los pies: si dibujamos un círculo con ambos pies bajo el agua mientras los mismos se encuentran suspendidos, el abdomen estará contraído en todo momento ayudando a mantener la posición y estabilizar el cuerpo.

Todos estos movimientos y un par más puedes verlos en el siguiente vídeo:


Apoyados sobre el borde de la piscina pero boca abajo, colocando las manos y brazos sobre el mismo mientras que el resto del cuerpo permanece sumergido en el agua podemos realizar el siguiente movimiento:

  • Reverse flutter kicks: es un aleteo de piernas pero invertido, que permite trabajar abdomen, lumbares, piernas y glúteos.

De pie dentro de la piscina podemos realizar los siguientes ejercicios:

  • Flexión de tronco lateral: hacia uno y otro lado del cuerpo descendemos el tronco pudiendo acentuar el trabajo de los oblicuos si elevamos la pierna del lado que realiza la flexión al mismo tiempo.
  • Giros rusos: tal como lo haríamos sentados y con una mancuerna o pesa rusa sujeta al pecho, podemos realizar el giro a un lado y otro del cuerpo bajo el agua, sin peso o colocando ambas manos juntas frente al torso, con brazos extendidos para que el agua ofrezca resistencia y el trabajo sea mayor.
  • Rodillas al pecho: saltando y llevando de forma alterna las rodillas al pecho bajo el agua trabajaremos recto mayor del abdomen y oblicuos mientras quemamos calorías.
  • Tuck jump: es un salto que consiste en llevar ambas rodillas juntas al pecho mediante un salto. Trabajará el recto mayor del abdomen y producirá un gran gasto calórico.
  • Leñadores o woodchoppers: como lo haríamos con poleas podemos realizar este ejercicio que trabaja el recto mayor del abdomen y los oblicuos bajo el agua, movilizando las manos de un lado a otro y de arriba hacia abajo. Para acentuar el trabajo podemos formar un ocho con ambas manos juntas o sujetar con ambas manos un objeto (en lo posible plano y ancho) para que el agua brinde más resistencia como puedes verlo en el siguiente vídeo:


Y con las piernas apoyadas sobre el borde de la piscina podemos suspender el tronco en el agua, dejando los muslos perpendiculares al mismo para realizar el siguiente movimiento:

  • Elevaciones de tronco en suspensión: tal como lo podemos hacer en un banco, en este ejercicio el abdomen debe vencer la gravedad y la resistencia del agua para lograr la elevación del tronco y trabajar recto mayor del abdomen ante todo.

Como podemos ver, hay muchas posibilidades para entrenar abdomen en la piscina con originales movimientos que sin duda te ayudarán a conseguir una zona media fuerte mientras trabajas bajo el agua y disfrutas de tus vacaciones o tu tiempo libre en verano.

Vídeos | Acuatiq Fitness Gear y ATHLEAN-X.
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos