Compartir
Publicidad
Publicidad
Entrenamiento en suspensión: un gran recurso para obtener resultados
Fitness

Entrenamiento en suspensión: un gran recurso para obtener resultados

Publicidad
Publicidad

La innovación es suficiente para progresar en nuestro trabajo físico, pero hay algunas alternativas que constituyen un gran recurso para obtener resultados dada su versatilidad y la intensidad del esfuerzo que demandan. Este es el caso del entrenamiento en suspensión.

¿En qué consiste el entrenamiento en suspensión?

El entrenamiento en suspensión no es más que una forma de trabajar el cuerpo mediante la elevación o el posicionamiento "en suspensión" de alguna de nuestras partes del cuerpo.

Se trata de una forma funcional de ejercitar cada uno de nuestros músculos y de alta intensidad, pues debemos vencer la gravedad y la resistencia que la misma ocasiona para movilizar nuestro cuerpo.

Además, podemos realizar en suspensión variedad de ejercicios y tonificar, ganar fuerza, quemar calorías y hasta grasas con esta modalidad de entrenamiento.

Como si fuera poco, hay varios elementos que nos permiten realizar un trabajo en suspensión:

  • TRX: una especie de arnés con dos agarres que ya describimos anteriormente.
  • Anillas: son elementos muy usados por gimnastas en las cuales podemos apoyar parte del cuerpo, sobre todo las manos y desde allí, suspendernos para realizar diferentes ejercicios.
  • Barras o espalderas: elementos que encontramos en un parque o en cualquier gimnasio y donde podemos sujetarnos y mantenernos en suspensión para ejecutar movimientos varios.

Como podemos ver, ya sea en el gimnasio, en casa con un equipo de TRX o en un parque, es posible entrenar en suspensión para trabajar todo el cuerpo intensamente y obtener valiosos resultados.

Trx

Ejercicios para realizar en suspensión

Para trabajar en suspensión tenemos infinidad de posibilidades, sólo debes saber que cuanto mayor es la inestabilidad del cuerpo o cuanto menos apoyos haya más intenso será el trabajo, pues todo el cuerpo deberá colaborar en mantener la posición mientras se ejecuta un ejercicio.

Algunos ejercicios que podemos realizar con TRX se muestran en el siguiente vídeo:


Con estos movimientos podemos trabajar piernas, espalda, pectorales, tríceps, glúteos y abdominales, pues dependiendo la posición que adoptemos y la inestabilidad que logremos solicitaremos la contracción de más o menos grupos musculares.

Además, puedes colocar en suspensión la parte superior del cuerpo o el tren inferior, dependiendo de si son tus pies o tus manos los que se sujetan del arnés y sus asas.

Con anillas son muy frecuentes los ejercicios calisténicos como los que se muestran a continuación:


Con estos movimientos también se puede trabajar todo el cuerpo y quizá, a una intensidad superior a la que logramos trabajando con TRX, pues debemos movilizar todo el peso corporal sosteniendo el cuerpo sobre las anillas, que resultan muy inestables.

Estos mismos ejercicios podemos llevarlos a cabo en una barra de dominadas o en espalderas, colocando todo el cuerpo en suspensión y desde allí, realizando los diferentes movimientos.

Por su alta intensidad, el entrenamiento en suspensión no es lo más aconsejable para principiantes, pues se requerirá de cierta fuerza inicial para poder ejecutar los diferentes movimientos mostrados anteriormente.

No obstante, si llevas un tiempo asistiendo al gimnasio y estás buscando un gran recurso para ver resultados, el entrenamiento en suspensión utilizando diferentes elementos puede ser de gran ayuda para lograrlo.

¿Te animas a intentarlo?

Vídeo | BuiltLean y Calisthenicmovement
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos