Compartir
Publicidad
Publicidad
Entrena todo tu cuerpo usando un Sandbag o saco de arena
Fitness

Entrena todo tu cuerpo usando un Sandbag o saco de arena

Publicidad
Publicidad

Objetos y elementos para trabajar el cuerpo hay muchos y muy variados, y uno de los más versátiles y efectivos para entrenar diferentes músculos del cuerpo es el Sandbag o saco de arena.

Anatomía de un Sandbag

Como su nombre lo indica, el Sandbag, también conocido como Powerbag, es un saco relleno de arena que se utiliza como elemento para realizar un entrenamiento funcional de nuestro cuerpo.

Los hay de diferentes pesos y la mayoría cuenta con dos o más asas de las cuáles podemos sujetar el saco para cargarlo, movilizarlo o levantarlo como parte de diferentes ejercicios.

Con un saco de arena podemos reemplazar las clásicas mancuernas o barras y trabajar el cuerpo de una forma diferente, pues por su forma y su composición, el saco no es un elemento firme ni estable, sino todo lo contrario.

Así, la anatomía del Sandbag permite un entrenamiento funcional que solicitará el esfuerzo de muchos músculos de forma simultánea y además, requerirá y permitirá el desarrollo de habilidades diferentes tales como fuerza, potencia, equilibrio, coordinación y otras.

Istock 000039801540 Medium

Cómo utilizar un saco de arena o Sandbag

Antes de comenzar a utilizar este elemento deportivo, es fundamental considerar algunos aspectos para que el entrenamiento resulte seguro y efectivo.

Por ejemplo, resulta clave comenzar con pesos bajos e incrementarlos progresivamente, de manera de priorizar la técnica de cada movimiento al principio y posteriormente, cuando consigamos maniobrar correctamente el saco de arena sin alterar las posturas, aumentar la carga de trabajo.

Asimismo, es importante sujetar bien el saco de arena con sus asas y posicionarlo de forma equilibrada cuando el ejercicio consista en colocar el Sandbag sobre la espalda o los hombros para realizar un movimiento.

Debemos tener en cuenta que la arena se desplaza de un lado a otro, por lo tanto, la distribución de la carga será un desafío a concretar cuando trabajamos con este saco que puede proporcionarnos grandes beneficios.

Por otro lado, es importante no perder de vista nunca los músculos en los que deseamos concentrar el trabajo, para que no se realicen gestos o movimientos que puedan colaborar con la carga o el desplazamiento del saco pero que en realidad, no producen resultados seguros ni efectivos.

Entonces, por sobre todo, asegura el agarre, conserva la técnica y nunca realices movimientos bruscos ni violentos con este elemento que puedan ser causantes de lesiones en tu cuerpo, sino que, emplear el Sandbag con prudencia y de forma controlada puede ofrecer grandes beneficios sin riesgos.

Ejercicios para trabajar el cuerpo con Sandbag

Como hemos dicho, podemos entrenar levantando, desplazando, cargando o atrapando el saco de arena, por lo tanto, hay infinidad de movimientos que permiten la utilización de este elemento deportivo.

Algunos de ellos puedes verlos en los siguientes vídeos:



Con estos ejercicios podrás trabajar diferentes músculos al mismo tiempo, solicitando el esfuerzo del tren inferior y del tren superior del cuerpo y requiriendo la participación de músculos estabilizadores de la zona media del cuerpo.

También es posible realizar ejercicios más simples y que involucran un sólo músculo como por ejemplo, un curl de bíceps o un press de hombros.

Y de igual forma, se pueden realizar aeróbicos con Sandbag, por ejemplo, correr con el saco de arena sobre la espalda, un movimiento muy usado en Crossfit.

Ya veis que el Sandbag es un elemento muy versátil y efectivo con el que puedes entrenar todo el cuerpo en el gimnasio, en casa, en un parque o donde quiera que te encuentres.

¿Aun no lo has probado?

Vídeo | Dalibor Petrinic
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos