Publicidad

El ejercicio NO nos ayuda a bajar de peso como pensábamos

El ejercicio NO nos ayuda a bajar de peso como pensábamos
19 comentarios

Publicidad

Publicidad


¿Increíble, verdad? Pero lo más increíble es que es cierto. Al parecer a inicios de los años 70, los estudios confirmaban que hacer ejercicio era la clave si queríamos bajar de peso. Además, al parecer, era directamente proporcional; es decir, cuanto más ejercicio se hacía más peso era capaz de perder la persona en concreto: aerobic, spinning, carrera de fondo… todo ello ayudaba a que se perdieran esos kilos de más.

Pero se ha hecho un estudio recientemente. Y los resultados que se obtuvieron fueron realmente asombrosos: La encuesta se realizó en Estados Unidos, por la Minnesota Heart Survey, y esta encontró que si en los años 80 un 47% de los consultados confesaba practicar ejercicio con regularidad, en el 2000 la cifra creció a un 57% y ahora sigue haciendo lo mismo. Las cifras de obesidad siguieron en aumento y hoy, un tercio de los estadounidenses es obeso y otro tercio tiene sobrepeso. ¿Qué ocurre entonces?.

correr

A sí que han querido adivinar que es lo que pasa con todo esto y obtener datos más precisos. Para ello han realizado un estudio con mujeres aunque el resultado, al parecer no va unido al género del miembro estudiado. En concreto fueron 464 mujeres con sobrepeso que no hacían ejercicio con regularidad y se les asignó en cuatro grupos distintos. En los tres primeros, trabajaron con un entrenador personal durante 72 minutos, 136 y 194 minutos a la semana respectivamente, durante seis meses. El cuarto grupo sirvió de control, al que se le pidió mantener su rutina de actividad física habitual. Y a todas se les dijo que no cambiaran su alimentación.

Y la verdad es que fue increíble. Las mujeres de todos los grupos, incluso el de control, perdieron peso. Pero el tercer grupo, el que más ejercicio había realizado, perdió igual peso que el grupo control que no había realizado ninguna actividad intensa. Es más, se cree que estas solo perdieron peso por tener que rellenar todos los meses un cuestionario de salud y alimentación, con lo que de manera involuntaria, se preocupaban de no comer comida basura. Pero perdieron el mismo peso que el otro grupo ¿por qué?

run

Al parecer por un fenómeno llamado compensación. Mientras más intenso es el ejercicio, más hambre nos entra y más comemos. Y además se observa un efecto adverso: Las mujeres bajo observación al llegar de nuevo a su casa se dedicaban a ver televisión o a otras ocupaciones sedentarias, volviéndose mucho menos activas en la cotidianidad que antes de practicar actividad física.

Según el médico especialista en el deporte, Rafael Gutiérrez:

“La diferencia radica en que el ejercicio intenso consume la llamada energía rápida que se obtiene de los carbohidratos y las proteínas. Por eso, el deporte intenso tonifica la musculatura y aumenta la fuerza, pero no quema más grasa. Pero cuidado, esta nueva evidencia no desacredita la utilidad de la actividad física para lograr una mejor salud o protegerse del cáncer o de los infartos. Simplemente, no hay que hacerse ilusiones de que permitirá bajar de peso.”

¿Cuál es la solución entonces? Pues realizar actividad física de bajo impacto en forma frecuente y durante un tiempo extendido de tiempo. No sirve de nada estar sentado en el sillón todo el día y en 45 minutos hacer un esfuerzo súper intenso. Mejor poco y durante tiempo que mucho en muy poco tiempo. Se vuelven a poner de moda, y no solo para mujeres, el dar un paseo por la tarde de una hora, ir a todos los sitios andando, subir las escaleras manualmente… nuestro camino al trabajo puede convertirse pues en una estupenda rutina para perder peso.

Vía | La tercera
Más información | Vitónica
Fotos | El depornauta,Armando Lobos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir