Compartir
Publicidad
Publicidad
Ejercicios riesgosos en el gimnasio: ¿cómo prevenir una lesión?
Fitness

Ejercicios riesgosos en el gimnasio: ¿cómo prevenir una lesión?

Publicidad
Publicidad

Cualquier esfuerzo físico puede implicar una lesión, ya que ante el movimiento, la contracción muscular u otros gestos, siempre podemos sufrir accidentes o daños por otras causas. En el gimnasio, hay algunos ejercicios más riesgosos que otros pero no por ello debemos dejar de hacerlos, sino que la clave está en saber cómo prevenir una lesión.

Ejercicios lesivos

Por el rango de movimiento, la posición del cuerpo u otros factores, en el gimnasio podemos encontrar ejercicios riesgosos con los que debemos tener especial cuidado:

  • Ejercicios trasnuca: este tipo de movimientos nos obligan a adoptar una postura poco natural, inclinando el cuello y cabeza hacia adelante y llevando los hombros muy atrás. Así, arquearemos la zona lumbar y podemos sobrecargar la articulación del hombro provocando con el tiempo una lesión. Una alternativa son los movimientos por delante de la cabeza, por ejemplo: en reemplazo de jalones trasnuca podemos realizar jalones al pecho.
  • Pull-over: por la posición que debemos adoptar para su realización y el recorrido que exige, éste es otro movimiento que puede ser riesgoso. No sólo exige en demasía a los hombros pudiendo ocasionar una luxación de la articulación, sino que además, puede presionar discos vertebrales y arquear en demasía la zona lumbar, sobrecargando la misma.
  • Press de banca con agarre ancho: un agarre más allá del ancho de los hombros puede sobrecargar esta articulación y ocasionar lesiones en la misma, sobre todo, si se emplea una carga elevada como ha sido demostrado.


1366 20001

  • Peso muerto: por poseer una técnica compleja de ejecución, este ejercicio básico que puede dar grandes resultados también puede implicar más riesgo de lesión que otros movimientos, sobre todo, en la espalda y columna vertebral.
  • Ejercicios intensos y/o explosivos: los movimientos con impacto que incluyen salto o gestos bruscos y rápidos para trabajar la potencia muscular pueden implicar mayor riesgo de lesiones al igual que los entrenamientos o ejercicios intensos. Ambos demandan un gran esfuerzo a los músculos y pueden estresar los mismos o promover la adopción de una técnica errónea que ocasiones lesiones.

Éstos son algunos de los ejercicios riesgosos que podemos encontrar en el gimnasio pero que, igualmente podemos seguir realizando si tenemos en cuenta algunas precauciones.

Cómo prevenir una lesión

Aunque hay gestos, movimientos, intensidades y demás factores que pueden predisponer a una lesión, no es recomendable quedarnos de brazos cruzados sino que podemos continuar entrenando siempre teniendo en cuenta algunos aspectos que ayudan a prevenir lesiones:

  • Calentamiento adecuado: una buena entrada en calor puede ser clave para prevenir lesiones, sobre todo, si vamos a realizar un entreno intenso. Los músculos y articulaciones no pueden pasar de cero a 100, por lo que necesitan incrementar el esfuerzo poco a poco y coger calor para después enfrentar sin riesgo un entrenamiento agitado.
  • Estiramientos: estirar los músculos antes de entrenar, justo 15 minutos antes de comenzar la actividad ha demostrado prevenir lesiones al incrementar el rango articular y la flexibilidad de nuestro cuerpo. Por ello, su práctica es otro factor para reducir el riesgo de lesiones en el gimnasio.


1366 20002

  • Técnica adecuada: la mayor parte de los ejercicios antes nombrados ocasionan lesiones cuando se realizan de mala forma, y con una técnica incorrecta podemos lesionarnos en cualquier otro movimiento. Si cuidamos la manera en que ejecutamos cada ejercicio y atendemos la postura del cuerpo, es probable que logremos un entrenamiento muy seguro y efectivo aun realizando esfuerzos intensos o movimientos riesgosos.
  • Adaptación individual: es claro que no podemos pasar del sillón a cargar 100 kilos en un press de banca, como tampoco podemos pasar del sedentarismo a correr una maratón, pues sin duda acabaremos lesionados. Si queremos prevenir lesiones, debemos avanzar de forma progresiva y adaptar a cada uno de nosotros el entrenamiento que realizamos, ya que no todos tenemos igual rango de movilidad, ni la misma fuerza, experiencia o resistencia.

Con estos aspectos en mente ya sabes cómo prevenir una lesión y conoces cuáles son los ejercicios más riesgosos del gimnasio en los que debes aplicar los consejos dados.

Es importante recordar que todo ejercicio mal realizado es riesgoso y puede ocasionar una lesión, de allí que debemos centrarnos mucho en la técnica de ejecución de los movimientos.

Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos