Compartir
Publicidad
Publicidad
Claves para adoptar buenos hábitos sin morir en el intento
Fitness

Claves para adoptar buenos hábitos sin morir en el intento

Publicidad
Publicidad

Unos buenos hábitos de vida no sólo protegerán tu salud física, sino también, tu salud mental y emocional y tu estética, por ello, todos intentamos alguna vez modificar los mismos y avanzar hacia un cambio definitivo. Sin embargo, no es nada fácil adoptar buenos hábitos, por ello, hoy dejamos algunas claves que te ayudarán a lograrlo sin morir en el intento.

¿Por qué es tan difícil adoptar buenos hábitos?

No sólo los hábitos saludables son difíciles de adoptar sino también, otro tipo de hábitos de vida. E incluso, cuando somos adultos, lo que debemos hacer es modificar nuestros hábitos, tarea que resulta aun más compleja.

La razón principal por la cual es tan difícil adoptar buenos hábitos es porque éstos, son parte de nuestra vida, son parte de nuestra rutina, entonces, aquellos que tenemos desde hace tiempo se encuentran muy arraigados y nos hacen sentir muy cómodos, mientras que los nuevos, requieren de todo un proceso de cambio que nos moviliza, nos hace salir de nuestra zona de confort.

Es decir, cambiar hábitos o adoptar un nuevo comportamiento como puede ser ejercitarnos cada día, puede ser muy movilizador para nuestra vida entera, pues para que éste hábito se logre, necesitaremos modificar los horarios, otras actividades y demás factores de nuestra rutina.

Entonces, siempre lo ideal es ser paciente, saber que los hábitos que tenemos se encuentran muy arraigados y que no será fácil reemplazarlos y además, ser constante en nuestro esfuerzo para que finalmente, logremos incorporar un nuevo hábito saludable a nuestra vida.

Habitos2

Claves para adoptar buenos hábitos

Cambiar o adoptar buenos hábitos de vida es una tarea compleja pero para nada imposible, por lo tanto, a continuación os dejamos algunas claves que te ayudarán a lograrlo sin morir en el intento:

  • Constancia y regularidad, pues como hemos dicho, si una semana salimos a caminar 3 días y a la siguiente nos pegamos al sillón, no lograremos la repetición que se requiere para lograr adquirir un hábito. Es decir, es la repetición de un comportamiento la que nos ayuda a consolidar un nuevo hábito de vida.
  • Moderación, ya que no lograremos nada si de un día para otro queremos pasar de estar sentados todo el día a correr 10 km, pues al día siguiente no nos podremos mover y simplemente, la constancia y la repetición se pierde. Entonces, lo mejor es ser moderado en la adopción de un hábito, teniendo en cuenta nuestras posibilidades. Para ello, debemos ser realistas y adoptar una conducta que sabemos, podremos sostener en el tiempo y repetir para que se termine instalando en nuestra vida.
  • Paciencia que, como dijimos anteriormente es imprescindible debido al tiempo que lleva consolidar un hábito. Se ha comprobado que podemos demorar entre 18 y 254 días en lograr un hábito, y un estudio señaló que en promedio se necesita repetir una conducta unos 66 días para que ésta se consolide como un nuevo hábito de nuestra vida.
  • Organización, pues ya hemos dicho que la adopción de una nueva conducta puede significar muchos cambios en nuestra rutina y la organización nos ayudará a sentir menos dichas modificaciones, de manera que facilitará la repetición del comportamiento necesaria para consolidar un hábito.
  • Motivación, ya que sin una buena razón o un motor interno que nos empuje a poner en práctica el nuevo comportamiento cada día, nunca lograremos la adopción de un hábito o el proceso, se volverá más complejo de lo que realmente es. Lo ideal es tener buenos motivos para cambiar, para modificar la rutina y para ser constantes en nuestros planes de adoptar buenos hábitos.
  • Compañía, pues el entorno o sobre todo, quienes nos rodean, pueden ser una gran influencia al momento de adoptar nuevos hábitos. Si contamos con amigos o familiares que nos apoyen o que comparten con nosotros el comportamiento cada día, será más fácil ser constante, repetir la conducta y lograr regularidad para consolidar el hábito. De hecho, se ha probado que en pareja, siempre es más sencillo adoptar buenos hábitos.

Éstas son seis claves que nos ayudarán a adoptar buenos hábitos sin morir en el intento y que tu debes recordar si deseas ponerte en forma de ahora y para siempre gracias a la modificación de tus hábitos de vida.

Recuerda que siempre es mejor una solución definitiva para cuidar tu cuerpo y tu salud que algo temporal que te obligará a ponerte una y otra vez a trabajar en ello. Por lo tanto, nuestro consejo es que establezcas un comportamiento realista y posible de cumplir, que busques apoyo de amigos y familiares, organices tu rutina, pienses en buenos motivos y a partir de ahí, con constancia, regularidad y paciencia, sin duda lograrás adoptar un nuevo hábito saludable en tu vida.

Habitos3

¿Por dónde empiezo?

Una de las preguntas más frecuentes cuando solemos hablar de cambiar hábitos de vida es ¿por dónde empiezo? Por ello, os dejamos una serie de actividades y procesos que pueden servirte de guía para comenzar una verdadera adopción de buenos hábitos:

  • Mirar y analizar nuestra rutina para identificar qué necesitamos cambiar. Por ejemplo, si pasamos todo el día sentados, quizá estemos visualizando que falta actividad física en nuestra vida.
  • Listar motivos y razones para adoptar un nuevo comportamiento, por ejemplo, preguntarnos y respondernos ¿por qué es importante que realicemos actividad física?
  • Organizar nuestra rutina para darle lugar al nuevo comportamiento, es decir, si queremos salir a caminar unas tres veces por semana, debemos establecer horarios, despejar nuestra agenda y organizar diferentes actividades para que verdaderamente podamos lograr nuestra meta de repetir este nuevo comportamiento y así, transformarlo en hábito.
  • Buscar el apoyo de algún familiar, amigo o de nuestra pareja, pues eso nos ayudará a repetir el comportamiento y sumará motivación para lograrlo. Podemos simplemente solicitar su apoyo para organizar la rutina o pedir que sea nuestra compañía en la ejecución de la nueva conducta.
  • Concretar la conducta propiamente dicha registrando cada día de su ejecución y cada logro obtenido con ella, de manera de no perder motivación y de sostener la conducta en el tiempo. Es decir, si sales a caminar tres veces por semana, tomar nota de los cambios positivos que la nueva actividad está ocasionando en tu vida.

Éstos son algunos pasos que te ayudarán a comenzar y lograr la adopción de buenos hábitos sin morir en el intento.

Os aconsejamos realizar este proceso con un hábito cada vez, de manera de no olvidarnos que la motivación es la clave del éxito y que pasar de cero a todo puede no ayudarnos a lograr buenos cambios.

Ya sabes, si quieres ponerte en forma de ahora y para siempre, éstas son las claves que te ayudarán a adoptar buenos hábitos y automatizar los cuidados de tu salud, tu estética y todo tu organismo.

Bibliografía consultada | European Journal of Social Psychology, Volume 40, Issue 6, pages 998–1009, October 2010 y JAMA Intern Med. 2015;175(3):385-392. doi:10.1001/jamainternmed.2014.7554.
En Trendencias Hombre | Logra ser constante en tus planes de mejorar hábitos: cinco claves para conseguirlo
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos