Compartir
Publicidad
Cinco claves y muchos consejos para cuidar tu cuerpo en la playa este verano
Fitness

Cinco claves y muchos consejos para cuidar tu cuerpo en la playa este verano

Publicidad
Publicidad

En vacaciones todo cambia: el clima, las actividades, la rutina en general y por eso, nos sometemos a muchos riesgos que es mejor evitar si buscamos proteger al organismo tanto por dentro como por fuera. Para lograrlo, revelamos cinco claves y muchos consejos para cuidar tu cuerpo en la playa este verano.

Protege tu piel y tu vista

Exponernos al sol es una actividad muy habitual si estamos de vacaciones o tenemos un rato libre en pleno verano, y aunque no lo hagas conscientemente, la radiación solar nos acompaña a todos lados en esta época del año.

Por lo tanto, resulta fundamental proteger la piel y la vista siempre que nos encontremos al aire libre, aun en días nublados.

Para lograrlo recomendamos usar gafas de sol con filtro para la radiación ultravioleta o UV, pudiendo o no contar con un filtro de luz alto que en nada influirá en la protección que recibirán nuestros ojos.

Además, es fundamental escoger una buena crema de protección solar, adecuada a nuestro tipo de piel, pues las pieles más blancas necesitarán un filtro de protección solar o FPS superior y aplicarlo correctamente es decir, unos 20 minutos antes de exponernos al sol y repetir su aplicación cada dos horas como mucho.

Cremasolar

Por último, podemos ayudarnos con una buena dieta que hidrate nuestra piel, proteja nuestros ojos y además, nos ayude a cuidar el cabello para así, favorecer nuestra estética logrando un moreno saludable.

Cuida tu dieta

Tanto para conseguir un bronceado atractivo y que no dañe nuestra piel como para alejarnos de infecciones gastrointestinales, retención de líquido, estreñimiento o intoxicaciones alimentarias, cuidar la dieta en verano siempre es de ayuda.

Así, recomendamos preparaciones frescas y ligeras, en lo posible que se alejen de procesados y ultraprocesados y se elaboren en casa.

Muchas frutas y verduras ricas en buenos nutrientes para cuidar la piel y fibra así como agua que protegen ante el estreñimiento y la retención de líquido resultan fundamental en la dieta diaria.

Dieta

Asimismo, pescados grasos y frescos, elaborados sin frituras, granos enteros, cereales y alimentos que han sido refrigerados correctamente deben ser la base de nuestros platos de verano que simultáneamente nos ayudarán a proteger la salud y la estética.

No olvides hidratarte

Beber suficiente líquido así como ingerir platos ricos en agua es clave para lograr una adecuada hidratación en esta época del año.

La hidratación correcta nos ayudará a tolerar mejor el calor, a protegernos ante golpes de calor y las consecuencias propias de la deshidratación, así como también, será fundamental para sentirnos bien, vitales en esta temporada.

Por otro lado, hidratarse correctamente se ha vinculado a un buen control del peso corporal y así, puede ayudarnos a prevenir el aumento de peso o bien, a mantenernos en forma durante el verano.

Hidratacion

Agua, bebidas a base de agua sin azúcares añadidos, infusiones como el té helado, sopas y cremas frías o muchas frutas y verduras serán los mejores recursos para cuidar nuestra hidratación en esta temporada.

Intenta moverte siempre que sea posible

Todos solemos modificar en menor o mayor medida nuestro entrenamiento en esta época del año, pero es un grave error dejar totalmente a un lado el trabajo físico.

Nuestros músculos necesitan un mínimo de movimiento para mantenerse en forma, el sistema circulatorio y el corazón también se beneficiarán con el ejercicio habitual.

Entonces, aun en muy poco tiempo, con elementos que llevemos en la maleta, en la piscina o sin equipamiento alguno recomendamos ponernos en forma en la playa.

Palas

Podemos apuntarnos a actividades playeras, correr o caminar en tierra húmeda o arena o bien, simplemente jugar en medio del mar, a las palas, en la playa o con nuestros niños o mascota cada día un largo tiempo.

Lo importante es movernos y no hay excusas que puedan socavar los deseos de mantenernos activos en verano, pues además, no necesitamos mucho tiempo, sino que entrenamientos de menos de 10 minutos son suficientes para lograrlo.

Descansa y disfruta

Las actividades propias del verano, la mayor temperatura y humedad si estamos en la playa resultan verdaderamente agotador para el organismo, por eso, si queremos cuidar la salud recomendamos descansar lo máximo posible.

Realizar actividades placenteras que solemos desestimar en medio de la jornada laboral por falta de tiempo, dormir bien cada noche y cuidarnos con buenos hábitos como lo dijimos antes es clave para descansar y disfrutar durante el verano protegiendo al cuerpo tanto por dentro como por fuera.

Ya sabes, si deseas pasar unas muy lindas vacaciones, verdaderamente reparadoras, estas cinco claves pueden ayudarte a lograrlo.

Imagen | iStock, Pixabay y Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio