Compartir
Publicidad
Aprovecha la primavera para entrenar al aire libre: sus ventajas y cómo ponerlo en práctica
Fitness

Aprovecha la primavera para entrenar al aire libre: sus ventajas y cómo ponerlo en práctica

Publicidad
Publicidad

Llega el buen tiempo, las temperaturas comienzan a elevarse sin llegar a sofocarnos y entonces, los deseos de disfrutar del aire libre se incrementan. Por eso, recomendamos aprovechar la primavera para entrenar al aire libre, pues puede ofrecer muchas ventajas al organismo.

Las ventajas de entrenar al aire libre

Ya sea en primavera o en invierno y otras estaciones del año, entrenar al aire libre resulta en más beneficios para nuestro organismo y te contamos por qué:

Produce una mayor quema de calorías

Entrenar al aire libre implica hacer frente a un clima que no escogemos ni controlamos. Así, mientras en invierno debemos movernos con frío, en primavera y verano podemos ejercitarnos en medio de temperaturas elevadas, viento o quizá, mucha humedad.

Ante estos factores externos el cuerpo se esfuerza por regular la temperatura corporal además de por contraer músculos y moverse, representando esto un gasto extra de calorías.

Asimismo, si por ejemplo salimos a correr, deberemos enfrentarnos a terrenos diferentes, quizá cuestas o bajadas que exigen más a nuestros músculos y de esta manera, acentúan el gasto de calorías.

Airelibre

Reduce en mayor medida el estrés y nos relaja

Todo tipo de entrenamiento o deporte resulta beneficioso para la salud mental y emocional, sin embargo, el contacto con la naturaleza mientras nos movemos resulta de mayor utilidad en este sentido.

Afuera debemos prestar más atención cuando corremos que si corremos en la cinta y ello nos obliga a concentrarnos en algo diferente, desvía nuestra atención de las preocupaciones y hasta nos relaja permitiéndonos lograr la claridad mental que muchas veces necesitamos para resolver problemas cotidianos.

Entonces, no sólo por tu salud física sino también por tu cabeza, entrenar al aire libre resulta muy beneficioso.

Resulta más accesible y barato

A diferencia de entrenar en el gimnasio o en un centro de fitness, el ejercicio al aire libre resulta más versátil y accesible.

Podemos entrenar en el horario que dispongamos, por 20, 30 o 60 minutos y realizar diferentes actividades fuera de casa, pudiendo por ejemplo disfrutar de las horas de luz solar o bien, ejercitarnos bajo la luna.

De esta forma, el entrenamiento al aire es una buena manera de combatir excusas y movernos más si no disponemos de horarios fijos que nos permitan ir al gimnasio cada día a la misma hora.

Parque

Contribuye a tomar el sol y broncearnos

En esta época del año ya dejamos más partes del cuerpo al descubierto y por ello, entrenar al aire libre nos ayuda a tomar el sol y broncearnos.

La exposición a la luz solar nos ayudará no sólo a coger un color moreno muy atractivo sino también, a obtener beneficios a nivel emocional y a estimular la síntesis de vitamina D en nuestro cuerpo que resulta clave para lograr un cuerpo en forma.

Opciones para entrenar al aire libre en primavera

Para aprovechar todas las ventajas del entrenamiento al aire libre y disfrutar de la primavera, puedes acudir a diferentes actividades: ciclismo, running o entrenamientos para correr poco a poco un poco más, power walking, natación, remo al aire libre o deportes de equipo como por ejemplo, jugar un partido de fútbol un par de veces por semana.

Asimismo, podemos acudir a otro tipo de entrenamientos para nuestros músculos, como puede ser desarrollar una rutina de ejercicios en el parque, apuntarnos al street workout o entrenamiento con mobiliario urbano, en escaleras o ejercicios de calistenia.

También podemos desarrollar movimientos sin equipamiento en un lugar que nos apetezca mientras disfrutamos del entrenamiento al aire libre y todos sus beneficios.

Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio