Compartir
Publicidad
Publicidad

Zapatero o cómo no tener estilo llevando un traje

Zapatero o cómo no tener estilo llevando un traje
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es el “hombre de moda”, con el permiso de Obama, claro está. ZP ocupa telediarios, reportajes, entrevistas, debates y es portada en todos y cada uno de los periódicos de nuestro país. Como Presidente del Gobierno de España se convierte en uno de los principales embajadores de nuestro país, aunque su estilo y forma de vestir no son las de un español elegante que se precie.

Desde Mensencia no queremos criticar el estilo de Zapatero, sólo vamos a ver en qué errores no debemos de caer a la hora de llevar un traje. Errores que comete nuestro actual Presidente y que debía de cuidar más a la hora de salir en la tele o de acudir a cualquier acto público. Espero que me lea desde su portátil en la Moncloa.

Lo primero y que más daño me hace a la vista es llevar esa americana dos tallas más grande. Si os fijáis en las hombreras podéis ver cómo dibujan esa línea horizontal tan marcada. Una americana no tiene porque quedarnos petada en los hombros, pero sí ha de ajustarse a nuestra fisonomía corporal, de lo contrario el efecto que producirá será el de no llevar una talla que no nos corresponde.

Prestad atención a la foto superior, se trata de un traje de raya diplomática de la firma Pal Zileri, dos botones y ligeramente entallado, la línea de las hombreras dibuja una diagonal descendente muy bonita, y las mangas tienen el largo perfecto para que se vean dos centímetros del puño de la camisa.

Zapatero incurre en un segundo error, abrochar el primer botón del puño de la camisa, el que más lo ciñe. Esto nos trae dos problemas, el reloj quedará muy forzado, y la manga de la americana quedará arruinada al no ser acompañada por la línea del puño, que será mucho más cerrada. (foto inferior).

Lo ideal es siempre que si el puño de la camisa dispone de dos botonones abrochemos el de fuera, no importa que quede un pequeño hueco entre el puño y la muñeca ya que lo que se intenta es que se adapte a la manga del traje y llevemos de una manerá más cómoda el reloj.

Fijáos en la foto inferior, Zapatero lleva muy ajustado el puño, eso produce que el cilindro que hace la camisa quede muy marcado y agobie la muñeca, así que mejor si abrochamos el ojal en en siguiente botoncito.

Estas son pequeñas reglas de estilo que podemos llevar a la práctica, pequeños errores que podemos subsanar, utilizando siempre el tallaje correcto, tanto en el traje como en las camisas.

Queda pendiente el tema de los pantalones, en los que el largo, y el ancho de la pierna ocupan un papel protagonista, siguiendo muchas veces tendencias o gustos personales. Quizá en otro post hablemos sobre este tema de tanta importancia en todo buen gentleman que se precie.

Foto | Paul Puncher , El confidencial

En Mensencia | Retrato de un auténtico caballero , Consejos para llevar una camisa perfecta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos