Compartir
Publicidad
Publicidad

Retrato de un auténtico caballero I

Retrato de un auténtico caballero I
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La elección de la corbata, el cuello más adecuado para cada camisa o simplemente los calcetines...son elementos que jamás debe descuidar un hombre elegante. Algo tan importante como saber lo que hay que ponerse y lo que jamás debemos atrevernos a llevar.

Lo más difícil muchas veces es entender qué ponerse, ya que entran en juego muchos factores como la personalidad, el tipo de vida social, el entorno en el que se vive o la profesión que cada uno ejerce.

Lo primero y más importante son los colores, que en nuestro caso no son muchos, por un lado el hombre abusa mucho del gris y el azul marino. El beige, el marrón oscuro y el verde botella son opciones muy vistosas y colores muy elegantes, que combinados con el blanco o el azul cielo pueden quedar estupendos.

Lo importante es escoger el color adecuado en cada ocasión, ese quizá sea una de las asignaturas pendientes de muchos hombres.

Después están los tejidos, un traje de tweed recargado en la oficina nos hará parecer un ganadero, sobre todo si nuestra constitución no es delgada, y uno de color claro y de textura ancha nos asemejará a los ex-guardaespaldas de Jesús Gil, así que cuanto más simples sean los tejidos mejor.

Donald Trump no lo ha entendido nunca y, de hecho, encabeza cada año el hit parade de paletos americanos, otra razón más si cabe por la que el la elegancia no se compra con dinero.

Finalmente están los accesorios que, si se eligen mal, pueden hacernos parecer cualquier cosa menos elegantes. las corbatas chillonas, los pañuelos de bolsillo iguales que el tono de la corbata, los relojes de oro grandes como péndulos o unos zapatos y unos calcetines inadecuados, no tienen perdón.

Por consiguiente veamos, prenda por prenda, para intentar tener siempre en el armario unos trajes impecables:

Camisa

El cuello debe ser siempre muy pequeño y las puntas con tendencia a abrirse. Los cuellos que ahogan la corbata son propios de los conductores de autobús, así que mejor olvídate de ellos. Los puños quedan muy bien con botones (acertar los gemelos es difícil) y si decides poner unas iniciales en el pecho de tu camisa a medida intenta que sean sencillas.

Si no termina de convencerte esa camisa de rayas opta por una de color liso, no está de más tener varias blancas y azules, combinan con infinidad de corbatas y son una apuesta segura para cualquier ocasión.

Corbata

Es la prenda más difícil de combinar, pero también la que subraya la elegancia y la personalidad de un hombre. En caso de duda escoge siempre una corbata lisa del mismo color que el traje o la americana, y sigue estas sencillas reglas:

  • No dejes nunca que la escoja una mujer, el que la va a llevar eres tu no ella.

  • No uses corbatas de rayas con camisas de rayas

  • No tengas miedo de usar colores vivos, descarta aquellas cuyos motivos o dibujos no sean minúsculos.

  • Evita las corbatas largas, de aspecto totalmente mafioso, la corbata tiene que terminar exactamente en la mitad de la hebilla del cinturón.

  • Nunca las combines con un pañuelo de bolsillo que sea exactamente igual a la corbata.

  • No dudes en llevarla todas las veces que puedas y que proceda, la corbata no es solo parte de tu trabajo ni la prenda imprescindible en una ceremonia, seguro que ha más momentos que esos para poder lucirla.

  • Olvídate de nudos gruesos y complicados, el windsor o el nudo doble (foto) son opciones muy acertadas

Espero que hayáis tomado buena nota de estas ideas y consejos, en la segunda parte de este post hablaremos de las americanas, los pantalones, los calcetines y los zapatos, sigue atento a Mensencia porque pronto lo verás.

Foto | Giorgio Armani, Mirto

En Mensencia | Marcando la diferencia: pañuelos en americana, Cinco consejos para ser siempre elegante

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos