Compartir
Publicidad

Pal Zileri nos explica cómo ser un auténtico gentleman

Pal Zileri nos explica cómo ser un auténtico gentleman
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Smoking, Tuxedo o Dinner Jacket, tres nombres diferentes para una misma prenda. En Inglaterra, durante el siglo XIX, la chaqueta del frac fue sustituida por una prenda más cómoda, una especie de batín, que permitía fumar y que, a la vez, protegía al traje del olor de la pipa.

El primero en animarse a romper el protocolo y sumarse a esta moda de chaqueta de frac sin cola fue el Príncipe de Gales. Corría el año 1860. Desde entonces, esta prenda que se ha convertido en todo un clásico del guardarropa masculino, no ha dejado de reinventarse, eso sí, con extrema sutileza.

Chaquetasmoking

Para la temporada otoño-invierno 2014-2015, la firma italiana Pal Zileri apuesta por el negro en su versión más elegante: cuello de satén, solapa ancha en pico y pajarita a juego. Porque como decía Leonardo da Vinci: Semplicità é la massima.

Camisa

Pal Zileri nace de Confecciones Forall, a partir de un proyecto de un grupo de emprendedores del sector textil ubicado en Quinta Vicentino, en el corazón del Veneto, a cien kilómetros de Venecia. Durante los años 80 esta marca colaboró con importantes firmas Made in Italy como Krizia, Trussardi o Moschino. Durante los 90 continúa con su expansión internacional abriendo tiendas mono-marca en Europa, América y Asia. En la actualidad, la oferta se enriquece al añadir el traje sartorial a las líneas de prêt-à-porter, y todas una línea de accesorios coordinados que incluye bufandas, cinturones, sombreros, maletas, relojes y perfumes.

Smoking

Pues bien, los expertos trend-setters que trabajan para Pal Zileri nos ofrecen unos cuantos consejos prácticos para que aprendamos a distinguir bien el chaqué, del smoking o de un traje de chaqueta clásico.

Claves para distinguir un chaqué de un smoking

El Chaqué

Reivindica su clasicismo a través de nuevas formas, de telas con estampados originales y de combinaciones nunca vistas hasta ahora. La armonía de las proporciones y una cuidada atención por los detalles dejan intuir un servicio que sabrán apreciar todos esos connaisseurs que disfrutan con la elegancia hecha a la medida. Los largos de las levitas van de 74 a 80 cm, e incluso llegan a 84 y 95 cm en tonalidades lisas que combinan con pantalones de mil rayas o con un novedoso diseño pata de gallo.

En cambio, las chaquetas de rayas, cuadros o de Príncipe de Gales, tono sobre tono, se combinan con pantalones lisos. Los colores clásicos son: negro, azul noche y gris antracita. La paleta de temporada recoge los tonos azul china, burdeos, beige y rosa palo. Los chalecos proponen los clásicos colores perla y marfil con microdiseños y fantasías geométricos o florales, a juego o en contraste.

Tips

El smoking

Cada vez más moderno, el smoking se reinventa como estilo y funciones. Nace así la propuesta de combinar diseños jacquard - geométricos o floreales - con mezclas de diferentes telas. El resultado es una prenda destinada, sobre todo, a ceremonias, conciertos o eventos de gala.

El color dominante es el negro con notas coloreadas de azul china, azul ceniza, burdeos y beige. Las solapas son finas y el largo de las chaquetas tiende a reducirse, con un corte más ajustado a la figura aunque siempre cómodo. Existe la posibilidad de poder jugar con cuellos, de quita y pon, adornados con pequeños cristales Swarovski para brillar en la noche.

El Clásico

La parte clásica de la colección se actualiza con la reinterpretación de los cortes sobre telas combinadas con originalidad. Las líneas proponen diferentes largos respetando los detalles y las proporciones. Los tejidos son lanas con ligeros toques satinados, lanas viscosa para brillos tridimensionales y sedas, naturalmente brillantes. El negro, el azul noche y el gris medio son los colores que no pueden faltar en el guardarropa masculino.

Una paleta que se enriquece con otros colores como el burdeos, índigo, marrón oscuro, gris polvo y beige. Diseños jacquard teñidos de vivos colores, pata de gallo y Príncipe de Gales y, por último, colores tornasolados para los tejidos lisos. Entre las novedades destacan las aplicaciones de bordados en las solapas y en los laterales de los pantalones. Y en los chalecos, también bordados y personalizados combinando diferentes tejidos en colores, tono sobre tono.

Más información | Pal Zileri

En Trendencias Hombre | Zapatero o cómo no tener estilo llevando un traje

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos