Compartir
Publicidad
Publicidad

Ermenegildo Zegna, Otoño-Invierno 2010/2011

Ermenegildo Zegna, Otoño-Invierno 2010/2011
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Bajo mi parecer, Ermenegildo Zegna es una de las marcas con mayor confianza dentro del mundo de la sastrería masculina y los trajes. De hecho, ellos mismo se bautizan como la marca pionera y en cabeza en este mundo, y desde que fuera fundada en 1910 por el imperio de la familia Zegna, siempre ha sabido distinguirse del resto de firmas (Armani, Calvin Klein, Salvatore Ferragamo o Adolfo Domínguez) en esta vertiente de la moda.

Si peca de algo es quizas de ser una marca demasiado clásica y que apuesta más por conservar su estética inicial y ese espíritu del gentleman de toda la vida, aunque sin olvidar que como todo, hay que saber adaptarse a los nuevos tiempos que corren. Por eso ha decidido, en su temporada Otoño-Invierno 2010/2011, reeditar algunos clásicos de toda la vida como el modelo Fabric, vigente desde el nacimiento de la marca.

Ermenegildo Zegna

Por otro lado, y partiendo del mismo modelo, lo renueva y lo rediseña creando el Duo Fabric, en el que mediante el uso de distintos materiales, consigue un juego cromático de tonalidades haciendo que el traje adquiera un sentimiento propio y se diferencia del resto. Eso sí, de los total black es imposible desprenderse por mucho que lo intentemos.

Ermenegildo Zegna

Algunos nuevos elementos, como las chaquetas acolchadas o el uso de materiales como el cashmere (que como reza la firma, solo se tiñe con elementos naturales tales como pigmentos orgánicos provenientes de animales y plantas), vislumbran un posible avanze de la firma con buen pie hacia cortes más modernos y diseños algo más juveniles. Aun así, una opción más que recomendable si queréis haceros con un buen traje, para toda la vida y de calidad incuestionable.

En Mensencia | Ermenegildo Zegna, Otoño-Invierno 2010/2011 en la Semana de la Moda de Milán

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos