Publicidad

Cuándo NO llevar pantalones vaqueros

Cuándo NO llevar pantalones vaqueros
15 comentarios

Publicidad

Publicidad

Nunca unos pantalones fueron tan llevados: los vaqueros, los jeans, los tejanos, como quieras llamarles. Todos los llevamos y a todas horas aunque el vaquero tiene un pase todoterreno que no se merece.

Se ha convertido en la prenda comodín para todos los estilos, desde los rotos ultra-informales pasando por el arreglado-pero-informal hasta llevarlos como pantalones con camisa, corbata y chaqueta en plan elegante. En ocasiones, extra-elegante.

Aunque sea una prenda que ha sabido introducirse en todos los ambientes, no debemos abandonar nuestro sentido crítico y olvidarnos que básicamente son pantalones sport, independientemente de la marca y la fortuna que hayamos pagado por ellos.

Jeans fever

Vemos de lo más normal que la gente los lleve a todas partes pero a mi me sigue horrorizando verlos en ocasiones nada acertadas, como las que te comento seguidamente:

  • En una boda. Y los hay, hay muchos atrevidos que se presentan como invitados al bodorrio con los jeans del domingo, impecables y planchados pero a mí se me antojan como si llevaran algo fosforito que no puedo dejar de mirar.

Por supuesto me refiero a una boda tradicional. La gente tiene derecho a organizar su fiesta como se le antoje y una ceremonia vaquera, o incluso Elvis, es perfecta también. Pero hablamos de otro dress code.

  • En un espectáculo clásico. Los asistentes a conciertos de música clásica, teatros o zarzuelas, óperas, etc. han perdido ese sentido crítico del que hablaba. No se puede ir con tejanos, por favor.

No es snobismo ni pijería denunciar los vaqueros en este tipo de espectáculo. Por tradición, se trata de una ocasión en la que unos pantalones de vestir y una camisa es el mínimo esfuerzo en el atuendo. ¿Irías a un concierto de los Rollings con traje?. Cada ocasión tiene un modo de vestir tácito.

  • El primer día de trabajo. Ya hablamos de cómo acudir a una entrevista de trabajo pero tus compañeros de trabajo no te han visto antes. La primera impresión es importante, todos lo sabemos y muchos lo olvidamos.

El primer día nada de vaqueros. Tienes todo el resto de días de contrato para llevarlos y vestir cómodo para ir al trabajo. El primer día, disfrázate si es necesario.

* En los casinos de juego. Si no quieres quedarte en la puerta y ver cómo tus amigos entran sin tí, ni vaqueros ni zapatillas para acudir a un casino de juego que se precie. ¿Has estado en el de Perelada? Ahí todavía el dress code es estricto, y que por muchos años dure.

Te pasará lo mismo si vas a algún restaurante elegante por algún motivo especial (graduación, aniversario, homenaje): los pantalones de vestir o el traje se imponen.

Por eso es importante que, aunque seas muy vaquero, tengas un par de pantalones en tu armario para ocasiones como las descritas. Te ahorrarás tener que salir corriendo de compras en el último minuto y que te quedes con el primero que más o menos cuadra, sin que en realidad te guste demasiado.

Si sabes que vas a utilizarlos poco, aprovecha las rebajas para comprarlos más baratos y así no te dolerá tanto el bolsillo. Tómatelo como una inversión de estilo y seguro que no te arrepentirás.

Foto | bdgamer, Kent Wang
En Mensencia | Tendencia de pasarela: los jeans con efecto lejía , Cómo combinar unos vaqueros blancos con estilo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios