Compartir
Publicidad
Publicidad

Johnny Depp o el arte del disfraz

Johnny Depp o el arte del disfraz
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que Depp es un tipo raro lo sabe cualquiera que haya visto un par de películas suyas. Depp siempre interpreta personajes a cuál más extraño, y si observamos detenidamente su estilo parece que se llevara algo de cada uno a casa. Aún recuerdo la película aquella (La Ventana Secreta, por si os interesa) en la que llevaba el pelo rubio-frito, con las gafas de pasta redondas y el sombrerito. El look todavía le duró algún tiempo, hasta el punto de que lo suyo con las gafas y los sombreros sigue vigente.


depp pelo rubio frito

Depp basa su estilo en la personalidad, en el carácter. Uno reconoce una foto de Depp a lo lejos, por excéntrico. Apuesta por el detalle más tonto, por sus gafas redondas con cristales de colores, pero sin duda es una apuesta ganadora: qué duda hay que resaltan.

Otro de los trucos de Johnny Depp son los collares. Si os fijáis, cuando va en ropa informal suele llevar varios colgantes superpuestos, unidos al cuello por tiras de cuero, con las más variadas figuras. Es una tontada, tan grande que hasta hoy no me había fijado, pero lo cierto es que su aire hippie-chic-alternativo no estaría completo sin ellos.

depp collares

Sin embargo, si descomponemos el vestuario de Depp en piezas tampoco es para tanto. Al final va siempre con colores oscuros (negros, azules, marrones), que contrastan con alguna pieza clara (sobre todo, blanco o marrón claro en la parte superior). Lleva mucho vaquero en su día a día, combinado con camisetas y chaquetas ligeramente amplias. También es habitual verle con chalecos de traje sobre una camisa blanca, como en la foto principal de esta entrada. Como veis, de lo más normal del mundo.

Sin embargo, luego le añade una corbata intencionadamente mal puesta, unos zapatos llamativos, las gafas, el sombrero, y listo, ya parece que es completamente alternativo.

Sin embargo, cuando Johnny tira la casa por la ventana es en las grandes presentaciones. Los trajes de gala que se pone este buen señor son, cuando menos, inolvidables. Como muestra, un botón. Solapas amplias, aterciopeladas, rayas, zapatos a lo gánster de los años 40 (sí, esos que son blancos y negros), pantalones un pelín cortos, claveles en el pecho… El señor Depp se atreve con todo. Pero claro, en la alfombra roja, con tanto traje negro, hay que destacar.

En general, el bueno de Johnny es ligeramente hortera (y lo dice una gran fan, aviso para los trolls), pero ilustra mejor que nadie la importancia del detalle para que un conjunto soso-sosísimo parezca digno de una revista de moda. Si lo tuyo es destacar sobre la multitud y crear tu propia órbita a tu alrededor, el estilo Depp es el tuyo. Si no… Mejor lo dejamos para carnavales, que ya queda menos.

Imagen | The Superficial,

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos