Compartir
Publicidad
Publicidad

Trucos para evitar y reducir la papada

Trucos para evitar y reducir la papada
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La papada o doble mentón es un problema estético muy frecuente entre los hombres que se produce entre otras cosas, por la acumulación de grasa, la falta de tonicidad muscular y la flaccidez de la piel en dicha zona. Si sufres con tu doble mentón, te damos algunos trucos para evitar y reducir la papada.

¿Por qué se produce la papada?

Hay muchos factores que pueden actuar en forma conjunta o individualmente para desencadenar la presencia de papada en nuestro cuello, entre ellos, se encuentran la predisposición genética que vuelve más propensos a sufrir papada a aquellas personas cuyos padres presentan doble mentón.

Aunque los genes pueden tener parte de responsabilidad en el desarrollo de la papada, los hábitos pueden neutralizar sus efectos e impedir que se acumule grasa debajo del mentón.

Sin embargo, si no tenemos predisposición genética pero sí tenemos sobrepeso u obesidad o lo que es igual, exceso de grasa en el organismo, hay mayores probabilidades de que se forme el doble mentón. Cómo así también favorece la presencia de papada la flaccidez y falta de tonicidad muscular en la zona.

Entonces, además de la genética, los factores desencadenantes de la papada incluyen el sobrepeso u obesidad, el aumento o descenso rápido de peso, la falta de ejercitación de los músculos de la zona y los hábitos tóxicos que dañan la piel.

papada2

Trucos para evitar y reducir la papada

Si sufres ya la presencia de doble mentón o si quieres evitar que debajo de tu barbilla se haga presente este pliegue de grasa tan molesto y antiestético, os dejamos algunos trucos que pueden ayudarte a evitar y reducir la papada:

  • Procurar tener un peso normal y evitar la acumulación excesiva de grasa en el organismo, es decir, revertir el sobrepeso u obesidad si lo existiese o mantenerse en un peso sano si ya te encuentras en él.
  • Evitar las dietas milagro que pueden propiciar el efecto rebote o popularmente conocido como efecto yo-yo que no hace más que dañar los tejidos de la piel y favorecer la flaccidez y pérdida de tonicidad en todo el cuerpo.
  • Realizar ejercicios faciales, como los que te mostramos en otra ocasión, para ganar tonicidad en los músculos del cuello y así, reducir el riesgo de sufrir papada.
  • Aplicar cremas reafirmantes en la zona para prevenir el doble mentón, y agregar cremas hidratantes y con acción lipolítica, para favorecer la reducción de la papada en caso de que ya se encuentre presente.
  • Evitar fumar y beber alcohol en exceso porque ambos hábitos dañan la piel y especialmente el primero afecta los tejidos mientras que el segundo propicia la acumulación de grasa.
  • Beber suficiente agua y llevar una dieta equilibrada que evite el almacenamiento de grasa en el cuerpo y que alimente a nuestra piel y tejidos fortaleciendo su estructura.
  • Realizar actividad física regular no sólo para contribuir a mantener el peso y evitar el exceso de grasa en el cuerpo, sino también, para sostener la tonicidad muscular y evitar la flaccidez.
  • Conservar una buena postura corporal, que permita sostener el cuello siempre erguido, con la vista al frente, de manera que siempre los músculos del rostro y la barbilla se mantengan con buen tono muscular.
papada3

Si quieres que tu rostro luzca perfecto y tu cuello permanezca esbelto a pesar del paso del tiempo, no dudes en poner en práctica los trucos antes dados para reducir y prevenir la papada.

Además, os dejamos algunos ejercicios que puedes poner en marcha para tonificar la zona y así, despedirte de la tan molesta y antiestética papada:

  • Con la lengua, traza sobre el paladar superior círculos en sentido horario. Repítelo 10 veces unas 2 a 3 veces por día.
  • Sube el labio inferior por encima del superior hasta llegar lo más alto posible, como si quisieras tocar la nariz con el labio inferior. Sostén la posición unos segundos y regresa a la posición inicial. Repite unas 3 veces en cada ocasión que realices el ejercicio.
  • Estira el cuello hacia adelante como si despegaras el mentón del cuerpo y gira lentamente el cuello a un lado primero y después, hacia el lado contrario. Puedes realizarlo unas 10 veces hacia cada lado, unas 2 veces al día..
  • Si es posible, mastica chicle, pues el hecho de mascar ejercita músculos del rostro y del cuello sin darnos cuenta, lo cual brinda tonicidad a la zona fácilmente.
  • Coloca la vista al frente y el cuello erguido y gira la cabeza hacia un lado para comenzar a descender el mentón para pasar por delante del tronco como formando semicírculo con el rostro hasta llevarlo hacia el lateral contrario. También puedes hacerlo sin descender el mentón, sólo girando de un lado a otro el mentón, con la vista siempre al frente.

Recuerda, tú puedes neutralizar el efecto de tus genes e incluso reducir su expresión y disminuir o prevenir la papada con los trucos antes dados.

En Trendencias Hombre | Logra un rostro perfecto practicando ejercicios faciales
En Trendencias Hombre | Cuidados cosméticos del cuello: la papada o doble mentón es un signo de envejecimiento cutáneo
Imagen | Thinkstock, Thinkstock y Thinkstock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos